Colombia y las papas fritas de la discordia con la UE

La Unión Europea (UE) se prepara para presentar una queja oficial contra Colombia, por la aplicación del impuesto de aranceles de 8% contra papas fritas congeladas belgas, holandesas y alemanas.

La queja oficial la hará ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) en contra del país andino, por los impuestos a las importaciones de papas fritas congeladas de esos tres países europeos, pertenecientes a la organización.

Aunque en términos monetarios el volumen es pequeño -la UE en su totalidad exporta apenas 27 millones de euros (US$29,7 millones) en papas fritas congeladas a Colombia cada año- la disputa tiene un enorme simbolismo en especial para Bélgica, que dice que inventó las «papas fritas».

La información la dio la comisaria de Asuntos del Comercio del bloque, Cecilia Malmstrom, quien dijo que la medida era completamente injustificada y dañina para las naciones europeas y que había ordenado a funcionarios de comercio de la UE que presentaran el lunes el recurso legal.

En medio de una rueda de prensa Malmstrom, detalló que se han «hecho diversos esfuerzos para un compromiso con Colombia en estos últimos dos años, pero no hemos recibido una respuesta satisfactoria y esta es la razón por la que hemos decidido tomar esta medida para proteger a nuestra industria».

En noviembre del año 2018, Colombia impuso un arancel de hasta 8% a las papas fritas congeladas procedentes de Bélgica, Holanda y Alemania tras argumentar que los precios de estas importaciones estaban artificialmente bajos.

XC

Artículos relacionados