Pañuelos rojos buscan contrarrestar los chalecos amarillos

Pañuelos rojos buscan contrarrestar los chalecos amarillos / Foto: VTactual

Unos 10 mil 500 pañuelos rojos, un nuevo movimiento que agrupa a ciudadanos hastiados de los disturbios registrados en manifestaciones de los “chalecos amarillos” en Francia, marcharon el domingo, bajo la lluvia, desde la Plaza de la Nación a la Bastilla “en defensa de las instituciones”.

En un principio se expresarían a favor de Macron, pero posteriormente ampliaron la movilización en defensa de la democracia y el retorno a la calma en el país.

Uno de los jefes de la procesión cantaba “¡Sí a la democracia, no a la revolución!”, en respuesta al iniciador de la marcha, un ingeniero de Toulouse, Laurent Soulié, que desde su página de Facebook lanzó la idea a mediados de diciembre contra los bloqueos de los “chalecos amarillos”.

Comparten ideas pero rechazan la violencia

El grito de “el fascismo no pasará” se escuchó a menudo en la manifestación. “No quiero ver a mi país caer en la dictadura”, dijo Christine, de 63 años, una ejecutiva bancaria retirada que, como muchos, participó en la protesta y dijo que ha compartido algunas afirmaciones de “chalecos amarillos” pero rechaza la violencia.

Al llegar a la Plaza de la Bastilla, los participantes recibieron las burlas de unas docenas de ‘chalecos amarillos’ colocados en los escalones de la ópera, bajo dos pancartas: “Destrucción de Macron” y “Todo está ardiendo”.

FF

Artículos relacionados