Otro expresidente peruano tras las rejas

Luego del revuelo ocasionado en el país por el suicidio de Alan García, la justicia peruana condenó este viernes al expresidente Pedro Pablo Kuczynski a tres años de prisión preventiva, por su vinculación con la trama de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

De acuerdo con la Fiscalia de Perú, el juez Jorge Chávez, quien tomó la decisión en el caso, consideró que existen evidencias de que Kuczynski (2016-2018) , quien se encuentra en una clínica de Lima por problemas respiratorios, “hizo actos de conversión” de activos, ocultó y dio información falsa, y no cuenta con arraigo en el país, ya que su esposa y su familia residen en Estados Unidos.

Asimismo, consideró que el expresidente de 80 años puede ser atendido en prisión de los problemas de salud que le aquejan luego de que dictaran 10 días de detención preliminar en su contra.

El juez dio a conocer su decisión luego de el fiscal José Domingo Pérez ratificara su solicitud de prisión preventiva tras presentar un informe de medicina legal que señaló que Kuczynski no tiene una enfermedad grave, incurable o incapacidad física permanente, aunque recomendó seguir su tratamiento por hipertensión arterial.

El exmandatario peruano es investigado por las adjudicaciones del proyecto de irrigación Olmos y la carretera interoceánica del sur, por la que otro expresidente, Alejandro Toledo, recibió supuestamente 20 millones de dólares en sobornos.

ARG

Artículos relacionados