Una OPEP sin consenso espera por Rusia

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) finalizó este jueves su 175 reunión en Viena, Austria, sin un consenso o una declaración formal sobre sus planes de reducir las cuotas de producción para asegurar las inversiones y la rentabilidad del mercado que se ve afectado por el exceso en la oferta de crudo.

De acuerdo con el ministro saudí de Energía, Jalid al-Falih, los miembros del bloque siguen deliberando. En realidad esperan la decisión que tome Rusia, país al que se le ha solicitado que disminuya su producción en al menos 150 mil barriles. Al respecto, Moscú ha señalado que adoptar esta estrategia en invierno es bastante difícil para la nación.

La falta de consenso ocasionó una inmediata caída en los precios del petróleo Texas, que perdió más del cuatro por ciento de su valor hasta llegar a 50,61 dólares. La opción que más aceptación encontraría entre todos sería una reducción en el orden de 1 millón de barriles diarios (mbd) del conjunto de las extracciones de los 25 países participantes.

La conferencia ha estado marcada por la decisión de Catar de abandonar la OPEP el próximo 1 de enero, anunciada por Doha el lunes de forma sorpresiva.

Otros socios como Venezuela e Irán, de acuerdo con informaciones filtradas a la prensa, estarían negándose a modificar su cuota de producción debido a la caída involuntaria que sufren sus respectivas industrias petroleras. Algunos miembros de la OPEP consideran que quienes más deben controlar sus niveles son los  que más los han abierto en los últimos meses, como por ejemplo Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Se espera que el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, (que viajó de regreso a su país este jueves) vuelva a Viena el viernes con la respuesta de esta nación, de la que dependerá en gran medida la decisión definitiva sobre los niveles de extracciones que mantendrá la OPEP+ en 2019.

ARG

Nuevo reto para Venezuela en la OPEP

Artículos relacionados