Relator de la ONU revela torturas y montaje judicial contra Julian Assange

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas sobre la Tortura y Derechos Humanos, Nils Melzer, reveló prácticas de tortura y montaje judicial perpetradas en Suecia, Reino Unido y EE.UU contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

En una entrevista realizada a Melzer por Daniel Ryser e Yves Bachmann, publicada en el portal Kaos en la Red, el relator de la ONU asegura que “primero, el hombre que ha publicado pruebas de tortura sistemática, en lugar del torturador, ahora está siendo procesado. En segundo lugar, él mismo es tan abusado que ahora muestra síntomas de tortura psicológica. Y tercero, será extraditado a un estado de EE.UU. que mantiene a personas como él en condiciones de prisión reconocidas por Amnistía Internacional como tortura”.

Asegura por otra parte, que el activista australiano ha sido sometido a tortura psicológica por Suecia, Inglaterra, Ecuador y EE.UU, por un juicio donde se le señala de cometer abuso sexual contra dos mujeres que no acusan a Assange directamente de violación.

“Suecia nunca se interesó en averiguar la verdad y ayudar a estas mujeres, sino por arrinconar a Assange. Se trata del abuso de los procedimientos judiciales para poner a una persona en una posición en la que no puede defenderse”, afirmó.

Melzer dijo que en el caso del periodista australiano encontró que el delito de violación sexual fue construido con pruebas manipuladas en Suecia. “No podía creer lo que veía: según la propia mujer, nunca ha habido una violación. Y no sólo eso: la declaración de la mujer fue posteriormente reescrita por la policía de Estocolmo sin su participación, con el fin de poder desviar de alguna manera la sospecha de violación. Tengo todos los documentos, los e-mails, los SMS”, enfatizó.

Foto: Cortesía

Explica el funcionario de la ONU que el fundador de Wikileaks se enteró de la acusación de violación a través de la televisión y de manera inmediata contactó a la policía para hacer su declaración y que siempre estuvo a disposición de la justicia, por lo tanto, el relato que sugiere que Assange evadió la justicia fue también construido.

Aclaró Melzer que Assange no se escapó de Suecia sino que viajó con un permiso otorgado por la fiscalía de ese país y que el mismo día que abandonó ese territorio fue emitida otra orden judicial en su contra.

El relator de Naciones Unidas recalca que la opinión pública debe dejar de creer que la investigación que se desarrolla por el caso de Assange es sobre un delito de abuso sexual.

“Lo que Wikileaks ha hecho amenaza a las élites políticas de EE.UU., Inglaterra, Francia y Rusia por igual. Wikileaks publica información secreta del gobierno, es una organización ‘antisecretos’. Y esto se percibe como una amenaza fundamental en un mundo en el que el secreto se ha impuesto incluso en las llamadas democracias maduras«, remarcó Melzer.

SI/VTActual

Assange: una persecución sin fin

p { margin-bottom: 0.25cm; line-height: 115% }
a:link { so-language: zxx }

Artículos relacionados