ONU busca apaciguar un Ecuador afectado por Moreno

Mientras las protestas en Ecuador viven sus jornadas más violentas y cruciales, la Organización de Naciones Unidas (ONU), hizo votos para intervenir en la situación a través de una convocatoria a una mesa de diálogo que facilite la salida a la crisis generada por las medidas económicas decretadas por el presidente Lenin Moreno.

Miles de manifestantes llegaron a la capital ecuatoriana desde diferentes puntos para exigir el levantamiento de las medidas, o la renuncia de Moreno al cargo, lo que ha sido motivo de controversia en el país andino. Protestas violentas se registran en Quito y Guayaquil, mientras la represión por parte de fuerzas gubernamentales, continúa con aumento de la cifra de detenidos y heridos.

Los choques son cada vez más violentos entre manifestantes y policías.
Quito y Guayaquil siguen siendo los focos principales de acciones violentas contra el gobierno de Moreno y sus políticas neoliberales.

Moreno, quien mudó la sede de gobierno a Guayaquil, decretó toque de queda en todo el territorio nacional ante el descontento creciente en el país. El mandatario no pretende dar un paso atrás en sus medidas económicas y tampoco tiene previsto renunciar. “No, bajo ninguna circunstancia y no veo porque tendría que hacerlo si estoy tomando las decisiones correctas. El momento que el pueblo ecuatoriano desea que me vaya, yo me iré”, dijo en transmisión televisiva.

Correa en Bruselas

El ex presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien tiene orden de captura por parte del gobierno de su ex aliado Lenin Moreno, dijo desde Bruselas, donde estableció su residencia, que propondrá un adelanto de elecciones en su país para acabar con la problemática en que Moreno sumergió a la nación suramericana. Correa aprovechó su intervención ante medios convocados en el país europeo, para ofrecerse como candidato.

El economista aprovechó la ocasión para bromear sobre las acusaciones de conspiración entre él y el gobierno venezolano para derrocar a Moreno, y desmintió los señalamientos de que se encontraba en la ciudad occidental de Barquisimeto en la nación caribeña, formulados por opositores venezolanos como Juan Guaidó, quien dijo que lo iban a capturar en ese país. «No tenemos duda de que pudiera estar Rafael Correa en Venezuela, no tenemos precisión en este caso pero estamos averiguando», había declarado Guaidó en rueda de prensa, lo que motivó las burlas del ecuatoriano, desde Bruselas.

RB

Artículos relacionados