Caso Odebrecht continúa encendido en Perú

Testaferros, nuevos implicados y más sobornos pagados presuntamente a cuatro expresidentes y algunos candidatos a la máxima jefatura de Perú, ha sido hasta el momento el resultado del interrogatorio que realiza la Fiscalía de ese país al exdirector de Odebrecht, Jorge Barata, quien se encuentra detenido en la ciudad brasileña de Curitiba.

De acuerdo con Barata, los exmandatarios Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski no sólo habrían aceptado sobornos para favorecer a la empresa en la obtención de ciertas licitaciones, sino que supuestamente también recibieron incentivos para sus respectivas campañas electorales.

La cabeza de Odebrecht relató en sus declaraciones que el recientemente fallecido Alan García recibió 200 mil dólares para su campaña y que durante su mandato también se pagaron sobornos para conseguir jugosos contratos de obras públicas, cuyos presupuestos eran abultados para garantizar el pago de la coima que en el caso de la Carretera Interoceánica ascendió a tres millones de dólares.

Jorge Barata, exdirector de Odebrecht

Según Barata, con el expresidente Toledo la situación no fue muy diferente. El ahora prófugo de la justicia pudo haber recibido para confirmar la construcción de los tramos dos y tres de la Carretera Interoceánica 31 millones de dólares. Sin embargo, quien aparece como receptor del dinero es el empresario israelí Yosef Maiman a quien se le acusa de ser el posible testaferro del exmandatario.

Otro dato importante confirmaría que la empresa financió a los dos candidatos más importantes de las elecciones del año 2011 en Perú, para garantizar que sería favorecida sin importar cual fuera el resultado de los comicios. Es por eso que Barata afirma que Ollanta Humala pudo haber recibido tres millones de dólares para su campaña, al igual que Keiko Fujimori a quien supuestamente le otorgaron 500 mil, algo que ha negado en todo momento.

Barata también relató que a la hora de pagar sobornos, tuvo trato directo solo con los Humala y Susana Villarán, mientras que con el resto de las donaciones lo hizo a través de intermediarios.

Hasta el momento 10 países están involucrados en la trama Odebrecht y cuatro personas (un acusado directo (García), dos testigos colombianos y el hijo de uno de ellos) han fallecido por esta causa. Se estima que la empresa entregó sobornos a varios gobiernos de esas naciones durante un lapso aproximado de 20 años.

ARG

Artículos relacionados