Nuevo escándalo Odebrecht sacude a América Latina

Los resultados de una nueva investigación, presentados este jueves, revelaron que la trama de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht podría ser todavía más grande e involucrar a funcionarios de diferentes niveles en los países donde la compañía tenía presencia.

La ‘División de Sobornos’, una nueva rama impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por su sigla en inglés), aseguró que los sobornos son aún más grandes que lo admitido por la constructora en su momento.

La exploración impulsada por ICIJ involucra a destacadas figuras y enormes proyectos de obras públicas que no aparecen mencionados ni en las causas judiciales que actualmente se encuentran en trámite, ni en ninguna otra pesquisa oficial hasta la fecha.

Este hallazgo, respaldado en más de 13 mil documentos inéditos del ‘Departamento de Operaciones Estructuradas’ de Odebrecht obtenidos por la cadena ecuatoriana de noticias La Posta, salpica a Argentina, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

Los archivos eran almacenados por la constructora brasileña en el sistema encriptado Drousys, una plataforma que registraba exclusivamente pagos ilícitos y era utilizado para ocultar sobornos o financiamiento electoral.

En Argentina, uno de los implicados en el caso sería Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. Esta investigación incluye pagos ilegales por casi 15 millones 700 mil dólares solo entre 2012 y 2014. Los gasoductos y la planta potabilizadora Paraná de las Palmas son las principales obras expuestas, con montos que oscilaban entre 18.000 y 500.000 dólares, girados siempre a través de las mismas sociedades ‘offshore’.

En el caso de Ecuador, fueron presentados correos electrónicos donde se discuten los supuestos pagos secretos realizados por un banco propiedad de operarios de Odebrecht a empresas fantasma y relacionados con un contrato de 2.000 millones de dólares para la construcción de una red de subterráneos en Quito.

ARG

Artículos relacionados