La obesidad tiene una molécula que persiste aunque comas sano

Investigadores estadounidenses descubrieron una molécula que capaz de seguir provocando la obesidad aunque se tenga una alimentación balanceada y sana.

El estudio demostró que la molécula derivada del colesterol, se esconde dentro del torrente sanguíneo y aumenta la grasa corporal, por ende persiste la obesidad, incluso si se sigue una dieta sana.

El estudio lo realizó la Universidad de Houston (EE.UU.), el cual fue publicado en la revista Endocrinology, donde describe que la molécula llamada 27-hidroxicolesterol (27HC) aumenta la grasa corporal, incluso si no se sigue una dieta llena de productos muy calóricos, conforme a una investigación realizada.

“Esperamos desarrollar un nuevo enfoque terapéutico hacia la modulación de los niveles de 27HC para tratar enfermedades mediadas por el colesterol y/o los receptores de estrógeno como las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis, el cáncer y las enfermedades metabólicas”, concluyen el articulo.

Los investigadores explican que “los receptores de estrógeno (ERa y ERb) son miembros de la superfamilia de receptores nucleares y están presentes en los adipocitos. Los pacientes con un ERa no funcional son obesos, y los que no tienen ERa tienen un aumento de tejido graso incluso cuando comen la misma cantidad de alimentos, lo que indica que ERa es la isoforma importante en la regulación del tejido adiposo por el estrógeno”, concluye el estudio científico.

La función principal de 27HC en el hígado es reducir el exceso de colesterol, agrega el estudio, antes de subrayar que los efectos de esta molécula son específicos de los tejidos, por lo que el 27HC es el primer modulador selectivo de receptores de estrógeno producido naturalmente.

XC

Artículos relacionados