Nuevo mandamás de La Moncloa evaluó sus dos primeros meses de gestión

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, compareció en La Moncloa tras la última reunión del Consejo de Ministros antes de las vacaciones de verano.

Sánchez reivindicó la moción de censura contra Mariano Rajoy que le aupó a la presidencia hace ahora dos meses y que ha permitido un «cambio de época» en la política y que «hoy los españoles se reconozcan en su Gobierno».

En el balance de sus primeros dos meses al frente del Ejecutivo, dijo que «la democracia española se reivindicó a sí misma».

Aseguró que aspira a gobernar con el parlamento y no contra el parlamento y por eso levantó los vetos que el anterior Gobierno del PP había impuesto sobre numerosas iniciativas de otros partidos solo «por cuestiones ideológicas».

En cuanto a Cataluña, aseguró que no quiere abrir «ninguna vía judicial más», insistiendo en que defenderá la legalidad y que se cumpla el Estatuto de Autonomía.

Pidió al líder del PP, Pablo Casado, que sea «tan leal», sobre todo en la cuestión de Cataluña, como lo fue el PSOE con el Gobierno de Mariano Rajoy.

Sobre la migración, recordó que no empezó con este Gobierno, y que su administración considera los pilares el diálogo y la cooperación con los países de origen; control de fronteras; atención humanitaria y tratar de que la Unión Europea se implique en el asunto.

En cuanto al tema económico, dijo que se crearán este año 455 mil nuevos empleos y el crecimiento de la economía será de 2,7%.

Añadió que la inversión subió 5% y las exportaciones, más de 3,5%. El turismo batió un nuevo récord de entrada, con 8,5 millones de turistas, recordó.

El mandamás del PP quiere poner a disposición del Ejecutivo la mayoría absoluta de su partido en el Senado para activar otro 155 en Cataluña, si así lo pide.

ER

Leer más:

Pedro Sánchez y los socialistas se van arriba

Artículos relacionados