No todo está perdido para Lula

Aún hay recursos judiciales para cambiar el destino del ex presidente brasilero, Luiz Ignacio Lula Da Silva, pese a la sentencia de 12 años de prisión por corrupción que se dictaminó sobre él.

Pesa sobre Lula, una condenado a doce años de prisión por corrupción y lavado de dinero, pero aún puede hacer uso de algunos recursos a su favor para evitar la cárcel e iniciar la campaña de las elecciones de octubre, para las que se presenta como favorito en los sondeos.

La condena fue pronunciada este miércoles por un tribunal de apelación, a partir de esta fecha, la defensa tiene dos días para solicitar precisiones o aclarar dudas (recurso de declaración). Pero la sentencia no puede revertirse.

La defensa tiene 15 días para presentar un recurso especial en el que pida discutir el mérito de la acción o su nulidad. No puede discutir hechos nuevamente pero pueden cuestionar la condena o pedir la nulidad del proceso con un recurso extraordinario. La aceptación del pedido de nulidad obligaría a realizar un nuevo juicio de primera instancia.

No hay plazo establecido para la decisión en torno a estos recursos. El fallo es definitivo y la prisión podría decretarse cuando se agoten todos los recursos de segunda instancia, en este caso, Lula podría solicitar un habeas corpus ante el STJ y recurrir ante el Supremo Tribunal Federal (STF).

LS

Artículos relacionados