7 millones de niños pierden su infancia tras las rejas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advierte en un reciente informe que al menos 7 millones de niños al año van a prisión o quedan recluidos en centros de migrantes, residencias para personas con discapacidad u otro tipo de instituciones.

El informe fue realizado por la ONU para los Derechos Humanos en el marco de trigésimo aniversario de la Convención para los Derechos del Niño, y en él hacen un llamado urgente a los países a que consideren la reclusión de las niñas, niños y adolescentes como un recurso de aplicación en casos extremos, pues estas temporadas de presidio pueden provocar transtornos psicológicos o psiquiátricos en los menores de 18 años.

«Es nuestra responsabilidad devolver la infancia a los niños bajo arresto«, urgió el académico austríaco Marfred Nowak, uno de los responsables de la investigación y alertó que los avances que se han logrado en los últimos años han sido insuficientes para frenar el fenómeno.

Transtornos mentales

Según la ONU, el riesgo de que los niños sufran algún tipo de transtorno mental se multiplica hasta por 10 si están recluidos, y los que han estado arrestados tienden a morir antes que un niño que no haya pasado por esta experiencia.

Las Naciones Unidas agregan que al menos 410.000 niños ingresan al año en cárceles o por algún tipo de situación de prisión preventiva, un millón son detenidos por la Policía y 5,4 viven bajo la custodia del Estado, que, «por su propia naturaleza, no pueden operar sin privar a los niños de su libertad».

MMMV

Más niños venezolanos en riesgo mortal por bloqueo

Artículos relacionados