Incendio deja secuelas en el fútbol brasileño

Un total 10 personas fallecidas, tres heridas y otros desaparecidos, fue el saldo de que dejó un incendio que se registró la madrugada de este viernes, en las inmediaciones del centro de entrenamiento Ninho do Urubu, del Club fútbol Flamengo, en Brasil.

De acuerdo con las autoridades, la mayoría de los cuerpos encontrados podrían corresponder a jóvenes entre 14 y 17 años, ya que el lugar donde ocurrió el incidente, servía como alojamiento para los jugadores de ligas menores, que no residían en Río de Janeiro.

Medios locales informaron que en el sitio donde se originó el fuego iba a ser demolido, sin embargo, ésta infraestructura seguía siendo parcialmente ocupada por jóvenes promesas del fútbol brasileño que formaban parte de las categorías base club.

De igual forma, se pudo conocer que el centro de entrenamiento Urubu, construido en el año 2016, servía como un espacio para impulsar el deporte, poniendo a la orden de los deportistas diversas áreas las cuales servía como campo para juegos profesionales, campo de entrenamiento para porteros.

Pese a que en el 2016, Flamengo inauguró un nuevo módulo de entrenamiento y alojamiento, Urubu seguía acogiendo a centenares de jugadores provenientes de diversas partes del país suramericano.

YR

Artículos relacionados