Nicaragua: modelo de intervención calcado al venezolano

En Nicaragua se repite el modelo de golpe blando de intervensión norteamericana uqe en Venezuela en el 2017

Nicaragua es el nuevo sujeto en la oración “tiene un gobierno dictatorial” los voceros de los EE.UU. Y es que los comunicados de solidaridad del gobierno norteamericano a las “protestas pacíficas” que se multiplican en el continente (con su apoyo financiero detrás) son comunes en los pasillos de la Casa Blanca.

Hasta el año pasado “Cuba y Venezuela” eran las dictaduras del continente, ahora se le suma Nicaragua.

 

Ver las noticias hoy en los medios sobre Nicaragua parecen una copia de las de Venezuela del año pasado. ¿Casualidad?

“el gobierno de Nicaragua ha reprimido brutalmente a su propio pueblo por alzar sus voces en protestas pacíficas”, declaró recientemente Mike Pence, vicepresidente de EE.UU.

titular venezolano del 2017 idéntico a usado en nicaragua

Infobae-nicaragua-venezuela
Infobae se queda sin ideas a la hora de hablar de Nicaragua

Leer también Nicaragua nuevamente en la mira de la Casa Blanca

¿Por qué son las protestas en Nicaragua?

El gobierno de Managua intentó realizar unas reformas en el Sistema de Seguridad Social que aumentaría el aporte de los trabajadores al sistema y reduciría el monto de las pensiones.

Luego de la protesta de la colectividad el presidente Daniel Ortega ordenó al Consejo Directivo de Seguridad Social su decisión de revocar la resolución que daba paso a la reforma.

Anuncio de revocación de la resolución 1317 del pasado 16 de abril

A pesar que el objetivo de las protestas se cumplió, un grupo de opositores se mantuvo en la calle, realizando actos terroristas contra instituciones públicas, oficinas gubernamentales y todo lo que le ‘oliera’ a Daniel Ortega.

Leer también Golpe suave se traslada de Venezuela a Nicaragua

Si no pueden con el voto…

los grupos opuestos al gobierno de (X) no han podido llegar al poder por medio de los votos y ahora apuestan a la violencia como vía para llegar a la presidencia”.

Podemos cambiar esa X por el nombre de cualquier país progresista de Latinoamérica. Pasó en Bolivia, Venezuela, Ecuador, Argentina, Brasil y Nicaragua.

“Estados Unidos busca por medio de estas acciones desestabilizadores recuperar los espacios perdidos en la región en los últimos años”, decía Sandino Asturias.

En Argentina el pueblo creyó en las mentiras de la mediática y votó por Mauricio Macri, en Brasil un golpe de estado parlamentario derrocó a Dilma Rousseff y colocó al dictador Michel Temer. En Ecuador la traición de Lenín Moreno, separó al país del avance social que Rafael Correa había dejado. Bolíva y Venezuela han soportado el Golpe Blando. ¿Podrá soportarlo Nicaragua?.

FAC

Artículos relacionados