7 deseos de los venezolanos para navidad

Una vez alcanzada la tan anhelada paz que le robó el 2017 a los venezolanos, como consecuencia de una irracional violencia opositora, el 2018 consiguió al país esperanzado en que las elecciones serían una solución a la diatriba política y que la economía se estabilizaría producto de estudiadas políticas económicas. Pero no todos los deseos se materializaron y algunos, por el contrario, se complicaron.

2019 se avecina, y con él una nueva esperanza un tanto más desdibujada que en años anteriores producto del deterioro económico y social. Sin embargo VT Actual nos propone un paseo por los 7 deseos que los venezolanos esperan ver cumplidos esta navidad.

7. El regreso de compatriotas

Según cifras que maneja la ONU, unos 2 millones de venezolanos ha dejado su tierra durante los dos últimos años, producto del deseo de una vida mejor en otros países y quejados por la grave situación que sufre el país producto de un bloqueo económico injustificable y erráticas políticas económicas.

Esta navidad muchas familias extrañarán el abrazo fraterno de los que partieron y probablemente con una luz en los ojos desearán que las cosas mejoren para que puedan volver.

6. El plato navideño completo

Un deseo difícil de cumplir debido a los altos precios de los productos que conforman el plato tradicional navideño de los venezolanos. La popular hallaca, el pan de jamón, el pernil horneado y la gustosa ensalada de gallina, se hacen casi inalcanzables para la mayoría de las familias.

Hoy un plato navideño (que contiene lo antes descrito), tiene un costo entre 3 mil y 7 mil bolívares, es decir, hasta unos 28 dólares por persona, lo cual lo pone muy lejos del alcance del bolsillo de las clases más populares en Venezuela.

5. Niños felices

La niñez es la primera víctima en un país en recesión económica. Una de las más nobles luchas que enarboló el presidente Chávez, fue el rescate de la niñez abandonada, esa herencia de los gobiernos neoliberales que dejó muchas calles llenas de niños desnutridos, maltratados y enfermos, que regularmente se sumaban a las filas de la delincuencia.

El plan comenzó con buen pie con aquella Misión Niño Jesús, pero la crisis económica y el bloqueo impuesto por Estados Unidos, desarticuló todos los presupuestos del gobierno nacional, al punto de llevar muchas iniciativas a la extinción. Hoy algunos niños han regresado a las calles y han vuelto a ser víctimas. Muchos venezolanos pedirán por su bienestar en esta navidad.

4. Fin del bloqueo

El bloqueo financiero impuesto por Estados Unidos y sus aliados a Venezuela, impide el libre acceso a medicinas, alimentos y bienes de consumo para la población del país caribeño. Cientos de vidas se han perdido por la escasez de medicamentos en hospitales y la tasa de mala alimentación sigue aumentando.

Los venezolanos piden el fin del bloqueo y que con él se ponga freno a la hiperinflación que convierte en agua el salario de la gente y ha destapado el peor lado de los especuladores dedicados al comercio.

3. Que funcionen los servicios públicos

El tema del bloqueo pasa como una columna vertebral por todos los problemas que confrontan hoy los venezolanos. Múltiples fallas en los servicios públicos como la electricidad, el agua y el aseo urbano, aquejan a millones todos los días.  A ello se suma el tema del transporte colectivo, que por falta de repuestos para sus vehículos, han dejado a los usuarios a su suerte o en manos de piratas de carretera. En el tema transporte también se suma el Metro, que debido a un deficiente mantenimiento y crisis de personal calificado, presta un servicio deficiente que colapsa con mucha facilidad.

En este mismo deseo se anotan los que piden mano dura por parte del gobierno a muchos saboteadores que desde dentro de las instituciones acentúan la gravedad de la prestación de servicios.

2. Mejores venezolanos

La crisis suele aflorar lo mejor y lo peor de las personas. La mal llamada “viveza criolla” que en otros tiempos podía verse con cierta simpatía, hoy se transformó en un demonio suelto en las calles que hace que muchos venezolanos hayan perdido cualquier escrúpulo a la hora de buscar el beneficio personal, sin importar el daño que puedan causar a sus semejantes.

La aparición de aberraciones como el bachaquerismo (revendedores de cualquier artículo a precios exorbitantes), los vendedores de dólares en el mercado negro, los especuladores en comercios formales e informales, son males sociales que padecen los venezolanos en su cotidianidad.

El deseo de los venezolanos de bien, es que aumente la autoestima y sientan orgullo de sí mismos, al tiempo que entiendan la responsabilidad histórica de haber nacido en esa tierra de libertadores.

1. Celebrar al Niño Jesús

Desde lo religioso y lo conmemorativo, muchos buscan recordar que esta época dista mucho de hacer apología al gasto  y al lujo. La navidad celebra el nacimiento de un niño que vino al mundo en condiciones de pobreza y que a pesar de ello cambió la historia de la humanidad. Una muestra de sencillez y humildad.

La navidad es compartir en familia, con los vecinos, desde un abrazo, una sonrisa un gesto amable y así volver a renacer como seres humanos maravillosos y bondadosos.

RB

 

Artículos relacionados