Continúa el juego trancado en el gobierno de EEUU: culpa del muro

Por los momentos no se avizora una solución a la paralización, parcial, del Gobierno de EEUU. Las más recientes conversaciones entre altos funcionarios de la administración del huésped de la Casa Blanca, #DonaldTrump con los líderes del Congreso, parece no haber aportado soluciones al problema.

La paralización, que este lunes arribó a su día 24, ha causado malestar en miles de empleados del gobierno federal, unos 800.000 que dejaron de percibir sus pagos desde el pasado viernes.

Los dos bandos en pugna se niegan a ceder terreno. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, por su parte, se mantiene firme en su posición: «no vamos a construir un muro«. Los demócratas planean conceder 1.300 millones de dólares al presidente, muy por debajo de los 5.000 millones de dólares solicitado para la construcción de su muro.

Mientras esto ocurre el magnate de la Casa Blanca ha instado a Pelosi y al líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, a negociar el financiamiento del muro en la frontera con México

Este lunes, escribió en su Twitter: “He estado esperando todo el fin de semana. Los demócratas deben ponerse a trabajar ahora. ¡Hay que asegurar la frontera!”.

YBV

Artículos relacionados