Monóxido de carbono podría causar cáncer cerebral

Un nuevo estudio científico ha comprobado que existe un vínculo entre la contaminación ambiental que emiten los autos y el aumento de cáncer cerebral.

La investigación, de la Universidad McGill de Canadá, indica que una mayor exposición a las llamadas partículas ultrafinas (UPF, por su sigla en inglés) que se producen luego de que el motor quema el combustible fósil, podría ser la causa de un cáncer en el cerebro.

Los científicos aseguran que analizaron los registros médicos y la exposición al smog de 1,9 millones de canadienses adultos entre 1991 y 2016.

Los expertos identificaron 1400 tumores cerebrales durante el período de seguimiento. Cada aumento de 10 000/cm3 en las UFP se asoció con un aumento de la incidencia de este tipo de cáncer después de ajustar varios factores, como los sociodemográficos.

Los casos se agravaban si los sujetos de estudio fumaban o tenían un alto índice de masa corporal. Las partículas PM2.5 y NO2 no se asociaron con una mayor incidencia de tumores cerebrales.

“Los cánceres cerebrales son raros pero a menudo mortales. Cuando se multiplican estos pequeños riesgos por muchas personas, de repente puede haber muchos casos. En una ciudad grande, podría ser un número significativo”, advierte Scott Weichenthal, uno de los autores del estudio, recordando que los contaminantes atmosféricos relacionados con la combustión están presentes en todo el entorno y grandes poblaciones están expuestas a ellos “de forma regular”.

MMMV

Buscan atacar al cáncer desde la genética

Artículos relacionados