La Monarquía española entre la espada y la pared a pesar del Covid-19

Ante la contingencia mundial por la llegada del coronavirus, gobiernos del mundo han tomado medidas en pro de los pueblos. En el Reino de España la cuarentena no es razón para que el pueblo deje de manifestar su malestar ante el último escándalo de corrupción del Rey Emérito Juan Carlos I.

Este miércoles el Rey Felipe VI envió un mensaje de esperanza a los españoles ante la crisis provocada por la pandemia de Coronavirus, acción que fue repudiada con un cacerolazo masivo desde los balcones de todo el país.

«Esta es una crisis que estamos combatiendo, que vamos a vencer y superar» aseguró Felipe VI en su alocución a la nación, a través de la televisión española con la finalidad de darle un aliento a los españoles ante el avance imparable del Covid-19, que hasta ahora contabiliza 600 muertos y casi 14.000. infectados.

A pesar del encierro, el aislamiento y la multitud de casos presentados hasta el momento, el rechazo social se hizo sentir. Hace unas semanas, España repudió un escandalo de corrupción de la monarquía luego de que se descubrieran manejos financieros turbios relacionadas con el Rey Emérito, Juan Carlos I de Borbón.

La justicia suiza investiga a Juan Carlos por haber recibido 100 millones de dólares por parte del Rey de Arabia Saudita, presuntamente en concepto de coimas por los contratos obtenidos por empresas españolas para la construcción del tren de alta velocidad a La Meca.

El reclamo concreto de los españoles es que estos recursos sean utilizados para atender la crisis de salud que ha dejado el Covid-19.

Ley mordaza

Desde el 2015 entró en vigor un nuevo artículo del Código Penal en España en el que opinar contra la Corona en las redes sociales o protestar en público es un delito que puede ser penado hasta con 2 años de prisión.

Según el Artículo 573, «se considerarán delito de terrorismo la comisión de cualquier delito grave contra la vida o la integridad física, la libertad, la integridad moral, la libertad e indentidad sexuales, el patrimonio, los recursos naturales o el medio ambiente, la salud pública, de riesgo catastrófico, incendio, contra la Corona, de atentado y tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones o explosivos, previstos en el presente Código, y el apoderamiento de aeronaves, buques u otros medios de transporte colectivo o de mercancías, cuando se llevarán a cabo».

”Las injurias contra la Corona en España constituyen un delito de Lesa majestad, una ofensa o crimen contra un rey o reino. Estas injurias u ofensas pueden acarrear hasta 2 años de prisión», dice el artículo.

Narkys Blanco/VTactual.com

Favipiravir: el medicamento chino contra el Coronavirus

 

 

Artículos relacionados