Militares desertores venezolanos reciben pago a su traición en Colombia

Luego de los diferentes maltratos a los que fueron sometidos en suelo colombiano, los militares y policías venezolanos traidores serán finalmente atendidos por el Gobierno de Iván Duque que presentó este martes un plan para que desarrollen una vida como civiles en el país neogranadino.

De acuerdo con una información publicada por la Cancillería de ese país, el esquema de atención fue aprobado por el representante del autoproclamado Juan Guaidó en Colombia, Humberto Calderón Berti y contempla medidas en materia de educación, salud y empleo, entre otros aspectos.

“El Gobierno Nacional de Colombia determinará los beneficiarios con base en la información cotejada con Migración Colombia, que incluirá a sus núcleos familiares, esto con el propósito de determinar el número total de personas que están bajo estas condiciones en el país», detalló la Cancillería.

Luego de esta especie de censo, los exfuncionarios venezolanos podrán acceder al Permiso Especial de Permanencia (PEP), que tiene una vigencia de 90 días prorrogables automáticamente hasta completar dos años.

De igual forma, la entidad expedirá un permiso de trabajo hasta por dos años para autorizar a militares y policías desertores, así como a sus familiares, a «ejercer una actividad laboral remunerada que les permita la manutención y el sostenimiento mientras permanezcan en Colombia».

Asimismo, recibirán capacitaciones por parte del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y atención básica con el apoyo de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

Antes de las presentación de este plan, los venezolanos habían denunciado el abandono por parte de las autoridades colombianas y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

ARG

Artículos relacionados