Morir en el Mediterráneo es la opción europea para migrantes

Cada día cientos de migrantes intentan llegar hasta el suelo europeo, como forma de huir de las condiciones precarias en las que se encuentran en su país de origen. Sin embargo, esto ha generado una tragedia humanitaria, teniendo en cuenta que muchas personas mueren durante el traslado por el Mar Mediterráneo.

En este sentido, hay que hacer referencia de la polémica que se generó en meses pasados, cuando Italia, retuvo 177 inmigrantes por más de 5 días en una embarcación en condiciones psicofísicas críticas, por órdenes del al ministro del Interior, Matteo Salvini.

«Estoy preparado para ir a la cárcel porque he bloqueado y bloquearé las llegadas de inmigrantes (…). No cambio mi forma de pensar ni de actuar«, declaró en ese entonces Savini, ante la denuncia de tres magistrados del Tribunal de Catania, quienes pidieron que se juzgue a Salvini por este delito.

La acción que agravó la crisis del Mar Mediterráneo, fue el cese de las operaciones, el pasado 17 de diciembre de 2018, de la franquicia Médicos Sin Fronteras (MSF), debido a los constantes ataques por parte de los países europeos, quienes se negaban a las labores de los rescatistas.

Lo paradójico de este escenario, es que los países del continente europeo, históricamente fueron los principales emisores de migrantes, sin embargo, hoy se han dispuesto a cerrar sus puertas a millones de personas que claman por mejores condiciones de vida, y que provienen de los países que desde «el mundo desarrollado» ha explotado y empobrecido.

Pese al recelo de Italia, de acuerdo con un informe emitido por el Ministerio del Interior, España ha recibido un total de 5.500 inmigrantes en lo que va del presente año, un aumento significativo en comparación a la cifras registradas el año pasado en el mismo lapso de tiempo.

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó que durante 2019, al menos 73 personas murieron mientras intentaban cruzar el mar Mediterráneo.

YR

Artículos relacionados