Migrantes se plantan decididos ante EEUU

Unas 85 personas, miembros de la comunidad LGTB que integran la caravana de migrantes que salió el pasado 13 de octubre desde Honduras, llegaron este martes a Tijuana -uno de los estados que comparte frontera con EEUU- para intentar atravesarlo en busca de una mejor calidad de vida.

Este grupo llega antes que sus compañeros para ser tomados en cuenta, ya que consideran que durante el recorrido han sufrido discriminación debido a su orientación sexual. Aseguran que no hubo violencia física sino verbal, algo que es una costumbre en Honduras.

Las víctimas de las políticas de EEUU llegaron hasta Tijuana a bordo de varios autobuses, que reconocieron han sido pagados por abogados americanos, a quienes llaman los apoderados legales de la caravana.

Los migrantes llegaron a la ciudad después de pasar por San Luis Río Colorado (Sonora) y Mexicali (Baja California).

El resto de los migrantes, cerca de cinco mil personas, todavía debe recorrer un largo trayecto hasta la ciudad fronteriza, que ha sido elegida como destino porque el camino es considerado como el más seguro dentro de las rutas migratorias.

Los migrantes que aún viajan a través de México descansará hoy en la ciudad de Irapuato, estado de Guanajuato, mientras que otro colectivo, más adelantado, avanzó hasta Tepic, capital del estado de Nayarit (oeste del país).

ARG

Caravana de migrantes: el recurso de moda en EEUU

Artículos relacionados