Migrantes centroamericanos tienen la puerta cerrada en México

Tal como lo había negociado con el Gobierno de Estados Unidos, México envío los primeros soldados de la Guardia Nacional a la frontera que comparte con Guatemala, como parte del acuerdo para frenar migrantes que utilizan al país azteca como vía para llegar a EE.UU.

Entre los compromisos adquiridos por México fue el de alojar a los centroamericanos que desde su territorio lleguen a la frontera sur de EE.UU para solicitar asilo. Así México será oficialmente el patio trasero de Estados Unidos.

La Cancillería mexicana, prevé desplegar un total de 6.000 integrantes de la Guardia Nacional en 11 municipios del sureste de México. Las autoridades mexicanas se comprometieron también a trabajar en el desmantelamiento de las organizaciones de tráfico y contrabando de personas, así como de sus ilícitas redes financieras, según la declaración conjunta suscrita por México y Estados Unidos.

700 soldados fue el primer contingente, estrenando así la recientemente creada Guardia Nacional de ese país, quienes tendrán la tarea de reforzar la seguridad limítrofe con Guatemala y controlará el tránsito ilegal de migrantes centroamericanos.

Con este paso, el Gobierno Azteca inicia el cumplimiento de los compromisos que acordó el pasado viernes con Washington, con el fin de evadir las amenazas anunciadas por el presidente estadounidense, #DonaldTrump.

Las amenazas de #DonaldTrump implicaban la imposición de aranceles que comenzarían con 5% a todos los productos mexicanos, si el país no tomaba medidas para controlar el flujo migratorio hacia EE.UU.

XC

Artículos relacionados