Migraciones falsas, la nueva matriz en la jugada comunicacional contra Venezuela

No basta con que el presidente del imperio militar más grande del mundo amenace a Venezuela, y que manipule a otros países para intentar impedir que el país suramericano desarrolle un proceso electoral de manera soberana. A esto se suma el recrudecimiento del ya criminal cerco comunicacional del que ha sido objeto el Gobierno venezolano desde la llegada de la Revolución al poder.

La última jugada, intenta hacer creer al mundo que a propósito de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, hay un proceso masivo de migración venezolana a países vecinos.

El primer intento fue con Colombia. Algún medio, con alguna intención macabra, publicó que había un «éxodo masivo» de venezolanos hacia el país vecino, horas después, el Gobierno colombiano negó la información:

«Afirmar que existe un éxodo masivo de venezolanos sería generar falsas alarmas», dijo el director general de Migración de Colombia, Christian Krüger.

Lo que si es cierto y de lo que casi ningún medio habla, es que alrededor de 6 millones de colombianos viven en Venezuela y disfrutan de los programas sociales en materia de salud, educación, vivienda, entre otros. Han cruzado la frontera huyendo de la guerra y las condiciones de miseria que padecen en Colombia.

El segundo intento fue con Ecuador, otro malintencionado rumor publicado como verdad, fue el supuesto de que 800 venezolanos estarían suplicando en la frontera para que ese país los dejara ingresar, lo cual habría generado algunas restricciones por parte del Gobierno ecuatoriano.

La respuesta fue contundente:

«No se ha ejecutado acción alguna, ni se han adoptado medidas restrictivas, discriminatorias o xenofóbicas en contra de ciudadanos venezolanos o de cualquier otra nacionalidad, al momento de su ingreso al territorio nacional», informaron autoridades de ese país.

A medida que se han acercado las elecciones, se han fortalecido este tipo de acciones que bien pudieran formar parte de una guerra psicológica, no solo contra el pueblo venezolano, sino como reza el decálogo de la guerra, para intentar justificar medidas coercitivas contra un país soberano por parte de potencias extranjeras.

El pueblo venezolano parece firme, aún en ese contexto, a escribir las líneas de su destino.

JS

¿Plan Imperial en marcha? EE.UU. ordena a familiares de sus diplomáticos que abandonen Venezuela

Artículos relacionados