Migración africana elige otros rumbos

El mar Mediterráneo ya no es el único escenario de la migración africana. A más de cinco mil 900 millas el éxodo de ciudadanos provenientes de Eritrea, Congo, Cameron, Angola y Etiopía comienza a sentirse en la frontera de EEUU. Pareciera que las políticas guerreristas que tanto ha implementado este país alrededor del mundo y que son causantes de la miseria de muchas naciones, empiezan a pasarle factura.

A la fecha, más de 800 ciudadanos africanos se encuentran varados en la frontera con México. Llegaron desde Centroamérica gracias a las redes de tráfico de personas que se tejen en todo el mundo y ven en las crisis migratoria una lucrativa oportunidad.

No llaman tanto la atención como los latinos porque llegan de dos en dos, no en una caravana. Esta estrategia los hace prácticamente invisibles, tanto, que #DonaldTrump no los ha incluido en sus amenazas contra los migrantes.

Muchos de ellos se encuentran con su salud física y mental bastante deteriorada, sobre todo por el largo camino que han tenido que recorrer desde sus países de origen, la mayoría de ellos hundidos en la guerra, en la miseria económica o en ambas.

Diariamente se enfrentan a autoridades nacionales y a agentes de aduana exigiendo un permiso de transito que les permita circular por México mientras logran atravesar la peligrosa y mortal frontera de EEUU, que no se cobra las dos mil vidas anuales del Mediterráneo pero también le rinde tributo a la muerte.

Desde el pasado 2 de abril han realizado dos protestas, que se tornaron violentas hasta lograr dañar la infraestructura de una de las casetas de vigilancia del Instituto Nacional de Migración mexicano. En el grupo también se encuentran niños. Ellos, por supuesto, son quienes más sufren este drama que rara vez tiene un final feliz.

El campamento de los migrantes africanos, que se ubica afuera de la estación migratoria Siglo XXI, es el más desentendido por instituciones del Gobierno mexicano y por organizaciones defensoras de los derechos del niño. Definitivamente, son los migrantes más vulnerables, sea cual sea el continente donde se encuentren.

ARG

Artículos relacionados