Comienza la era post Merkel

Ángela Merkel se despidió hoy de la presidencia de la Unión Cristianodemócrata (CDU). En 2015 decidió no cerrar las fronteras a los refugiados que huyen de la guerra de Medio Oriente. Esa polémica determinación la llevó a enfrentar duros reveses en su trayecto como canciller de Alemania, hasta que finalmente optó por entregar la batuta del partido, que ostentaba desde el año 2000.

Merkel seguirá al frente de la cancillería alemana hasta el 2021.

Su sucesora será Annegret Kramp-Karrembauer, apodada AKK o «mini Merkel» por su proximidad a la canciller. La nueva líder obtuvo en segunda votación el respaldo de la mayoría de los más de mil delegados que asisten en Hamburgo al congreso de la CDU.

Durante su discurso de despedida, Merkel recordó que no nació ni presidenta ni canciller y que su deseo es que su dimisión permita reforzar, motivar y unir al partido para que pueda recuperar los votantes que ha cedido en los últimos años. “Aún tenemos mucho, mucho por hacer”, aseguró la Canciller alemana.

La ventaja de AKK respecto a su principal rival fue muy escasa. Obtuvo 517 votos frente a los 482 que recibió Friedrich Merz.

“La CDU de 2018 no debe mirar hacia atrás sino mirar hacia delante, con gente nueva pero con los mismos valores”, agregó Merkel, quien dijo que sería neutral respecto a su sucesor al frente del partido.

La elección de la nueva presidenta de la CDU estuvo precedida por la intervención ante el pleno de los tres candidatos que optaban por el cargo que ahora detenta Kramp-Karrembauer. Cada uno contó con 20 minutos para exponer sus programas y un debate sobre una amplia paleta de temas, incluido el aborto, la migración y la situación del continente.

ARG

Alemania se alista para era post Merkel

Artículos relacionados