Merkel pone orden en su gobierno

Tras la salida del polémico jefe de los servicios secretos alemanes internos, Hans-Georg Maassen, después de unas controversiales declaraciones sobre las recientes protestas de ultraderechistas en Chemnitz, la canciller alemana, Angela Merkel, calificó de «adecuado» el nuevo acuerdo alcanzado por los líderes de las fuerzas de la coalición de gobierno con respecto al tema.

Maassen dejará de estar al frente de la Inteligencia alemana para ser trasladado al Ministerio de Interior como secretario de Estado, poniendo fin así a una crisis de Gobierno.

Hans-Georg Maassen no estará al frente de los servicios secretos internos.

La canciller dijo que cometió el error de haberse «centrado demasiado en la funcionalidad y los procesos en el Ministerio del Interior» y haber «pensado demasiado poco en lo que mueve a las personas cuando oyen hablar de un ascenso».

Igualmente, aseguró que la coalición de gobierno, formada por conservadores y socialdemócratas, se ha centrado demasiado en sí misma en los últimos tiempos.»Lamento mucho que esto pudiera ocurrir«.

Merkel, agregó en su encuentro con la prensa, que los líderes de los partidos de la coalición sostendrán la próxima semana una reunión de la cúpula de gobierno para abordar temas acuciantes.

NP

Merkel apuesta por más control de Alemania en la UE

 

Artículos relacionados