Medtronic se lucra con mortal saldo

Más de nueve mil 300 personas habrían muerto y 292 mil estarían lesionadas en todo el mundo a causa de imperfecciones en dispositivos médicos fabricados por el gigante de EEUU, Medtronic, entre 2008 y 2017 reveló una investigación internacional publicada el domingo.

De acuerdo con los informes, uno de cada cinco incidentes causados por un implante médico estaba vinculado a un producto de Medtronic, una cantidad el doble de mayor que la de cualquiera de sus competidores.

La investigación llamada «Expedientes de Implantes» («The Implant Files»), realizada por medios de comunicación en 36 países en el marco del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), señala que los informes entregados a las autoridades de Japón, Noruega y Australia también colocan a la compañía entre las de mayor número de problemas en los últimos cinco años.

Medtronic ha tenido que afrontar el desembolso de 6.700 millones de dólares para resolver las reclamaciones y las querellas judiciales de 20.000 pacientes.

Según revelan los informes, desde el año 2008 las bombas de insulina o sus componentes fabricados por Medtronic para ayudar a pacientes con diabetes han estado potencialmente relacionadas con más de dos mil 600 muertes y 150 mil lesiones en EEUU.

Aunado a esto, en los últimos 10 años países de cuatro continentes han acusado a Medtronic de promover el uso no autorizado de sus productos, estafar a autoridades públicas de sanidad, fijar precios de mercado, remunerar a médicos para que elaboraran estudios a su favor y violar las normas de libre competencia.

ARG

7 videos que EEUU quiere borrar de Youtube

Artículos relacionados