A May podría costarle la cabeza la demora del Brexit

El Parlamento británico exige la renuncia de la primera ministra, Theresa May, ante su nuevo fracaso en la propuesta del caso Brexit.

La bancada de su propio partido rechazó acercar sus posiciones, exigiendo a su vez su renuncia, dejando ver que su última apuesta para dar con una solución satisfactoria al Brexit, se vio frustrada el miércoles.

May: “Con el tiempo, otro primer ministro estará en este lugar (…) pero mientras esté aquí, tengo el deber de ser clara con la Cámara de los Comunes sobre los hechos. Si vamos a tener un Brexit en este Parlamento tendremos que aprobar la ley de acuerdo de retiro”, dijo.

Luego, de casi tres años de la última elección sobre el brexit, con el que el 52% de los votantes de Reino Unido se mostró a favor de abandonar la Unión Europea (UE), siendo este el último intento de May para que su acuerdo de divorcio sea aprobado por el Parlamento británico antes de que finalice su mandato, que ha estado marcado por el Brexit.

May hizo nuevamente un llamamiento a los parlamentarios para que apoyen su propuesta, que ofrece alicientes como la posibilidad de un segundo referéndum en torno al Brexit y lazos comerciales más estrechos con la UE.

El rechazo ha sido evidente, no solo de los legisladores laboristas como conservadores, quienes criticaron el proyecto sobre la ley de acuerdo de retiro, o WAB, que implementa los términos de la salida de Reino Unido del mayor bloque comercial del mundo.

XC

Artículos relacionados