700 mil manchas en la presidencia de Panamá

Juan Carlos Varela, primer mandatario de Panamá, confesó que en el año 2009 habría recibido «un aporte político» por parte de la empresa Odebrecht de aproximadamente 700.000 dólares para su campaña como vicepresidente.

Estas declaraciones aparecen luego del pronunciamiento del excónsul de esa nación en Corea del Sur, Jaime Lasso, quien aseguraró a la Fiscalía Anticorrupción sobre el caso del gobernante para dejarlo expuesto ante una presunta investigación por corrupción.

Varela aseveró que las donaciones políticas «no son sobornos» ni constituyen un delito. La gran cantidad habría sido entregada por André Rabello, representante de la transnacional en Panamá, mediante varios depósitos realizados a la cuenta de Lasso, quien acusa actualmente al presidente.

Lo sospechoso de este caso es que se da a pocas horas de la firma de un acuerdo entre la empresa brasilera y las autoridades panameñas en el cual se estarían revelando datos sobre las irregularidades cometidas en los últimos años.

El primer mandatario ha justificado los gastos como «apoyo para material promocional, propagandas, juguetes y ayuda social a lo largo del país». Actualmente autoridades brasileras y panameñas se encuentran en el consulado de Panamá, en Sao Paulo, para investigar todo lo relacionado a los casos ya que la transnacional llegó a ser la principal contratista del Estado panameño.

KH

Artículos relacionados