Malta le tiende una mano a la migración

Malta le tiende una mano a la migración

Luego de semanas de incertidumbre por no encontrar un lugar seguro para los 49 migrantes que fueron rescatadas en el Mediterráneo por barcos de distintas franquicias, el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, dio a conocer su decisión de autorizar el desembargo de las personas en la isla.

Días atrás las embarcaciones Sea-Watch  que rescató a 32 personas el 22 de diciembre y el Sea-Eye, que realizó labores similares con otros 17 migrantes el 29 de diciembre,  habían informado a los países cercanos sobre la grave situación que implica tener a bordo a decenas de mujeres y niños, sin obtener respuesta alguna por partes de las naciones.

En un primer momento. Malta había aceptado el ingreso de las dos embarcaciones en sus aguas territoriales debido al mal tiempo, sin embargo, exhortó a la Unión Europea, buscar una solución concreta a la crisis que afecta a la región, por lo que exigió que se distribuyeran a los 249 migrantes que fueron desembarcados en la isla.

De igual forma, Muscat ha anunciado que tras un acuerdo establecido con Alemania, Francia, Portugal, Irlandia, Rumania, Luxemburgo, Países Bajos e Italia, han decidido aceptar que gran parte de los migrantes a bordo de las embarcaciones, sean acogidos en sus tierras. Es importante recalcar que 44 personas procedentes de Bangladesh serán repatriados.

En el marco de este acuerdo, Alemania confirmó que aceptará en su territorio a 60 migrantes, mientras Portugal acogerá a 20. Por su parte, Luxemburgo, Países Bajos e Irlanda recibirán a seis personas cada uno. Rumania e Italia se han limitado a acoger a personas en condiciones vulnerables.

YR

Artículos relacionados