Mala praxis en el Reino de España

La justicia investiga el «error médico» que llevó a la amputación de la pierna de un bebé recién nacido en el reino de España.

El infortunado accidente, ocurrió en la provincia española de Castellón, donde la Fiscalia ha abierto una investigación para determinar la razón de la amputación del neonato.

La Asociación Defensora del Paciente, fue el ente que solicitó la investigación para hallar la razón de la mutilación del infante, que nació prematuro y se encuentra en el hospital desde su nacimiento.

«En un principio se pensó que solo sería necesario amputarle la punta de los dedos, pero posteriormente se procedió a amputar 10 centímetros por debajo de la rodilla», relata la madre con lágrimas en el rostro.

Reacción de los padres

Los padres le narraron a la Asociación a través de una carta que la progenitora del menor empezó a perder líquido amniótico en la semana 23 del embarazo y finalmente le fue practicada una cesárea en la semana 25; el bebé, que nació con menos de 900 gramos de peso, permaneció ingresado en el Hospital General de Castellón.

A partir de los 28 días, el bebé comenzó a desmejorar su salud por lo que los médicos estuvieron dos días ubicándole una arteria en las femorales. «Cuando decidieron dejarnos entrar vimos que mi hijo tenía la pierna como con hematomas», relatan los padres, que también cuentan cómo la pediatra jefe habló con ellos en un pasillo cercano a la UCI de neonatos y les dijo textualmente: «Nos hemos equivocado»; se refería al pinchazo en la pierna derecha, del que la médica dijo, según los padres, que «lo hicieron mal».

Todo parece indicar que tratando de encontrar una arteria los galenos perforaron una vena y ésta se cerró, cortando el riego sanguíneo a la pierna derecha. «Aun así, el cirujano vascular no visitó al bebé hasta después de otros siete o nueve días, tiempo durante el cual la pierna permaneció tapada y su tono morado pasó casi al negro.

La presidenta de la Asociación, Carmen Flores, ha solicitado que se depuren responsabilidades penales en un caso en el que también se denuncia que se suministró al pequeño un fármaco caducado (Ventolín) y que en diversas ocasiones los médicos manipularon al menor sin desinfectarse las manos.

XC

Artículos relacionados