#VTech Cómo saber si un mail tiene virus y otros males de internet

La tecnología avanza a pasos agigantados. Hace unos cuantos años atrás, los filtros de seguridad no eran tan efectivos como lo son ahora. En cualquier momento podíamos llegar a ver en la bandeja de correos recibidos cientos de mensajes con spam, cadenas, estafas y enlaces que nos llevaban a páginas extrañas.

Para gracia de todos, esta situación es cosa del pasado, ya que los filtros que detectan este tipo de envíos maliciosos son efectivos y contundentes. Sin embargo, sigue siendo una posibilidad que se cuele algún mensaje de este tipo.

Si quieres conocer algunas pautas para reconocer cuando es un mensaje real y cuando no, #VTech te invita a seguir leyendo, así evitarás colapsar tu computador y ser víctima de estafas virtuales.

Origen del correo y procedencia

Lo primero que debemos tomar en cuenta es la procedencia del correo. Algunos delincuentes de la red, suelen hacer envíos masivos a una base extensa de correos electrónicos. La mayoría de estos correos invitan al usuario a iniciar sesión en algún portal web que solicita a su vez, completar encuestas donde piden datos bancarios e información personal, como contraseñas, números de tarjetas de crédito, entre otros.

Este delito informático se conoce popularmente como phishing, lo que es igual a “suplantación de identidad”. El atacante suele ocultar su dirección de correo electrónico real para darle credibilidad a su mensaje y generar confianza en los usuarios.

Enlaces que redireccionan a otras páginas

Uno de los medios preferidos por los atacantes cibernéticos para estafar a los usuarios es el correo electrónico, sin embargo -ante el auge de las redes sociales- portales como Facebook se han convertido en medios perfectos para delinquir. Por lo general, el delito se concreta cuando el usuario por curiosidad hace clic en títulos amarillistas o publicidad fantasiosa que lo redireccionan a páginas donde se descargan automáticamente programas que afectan el desempeño del computador.

Es frecuente que este tipo de engaños también se utilicen en aplicaciones móviles como Whatsapp, por lo que tampoco deberías confiar en enlaces sospechosos que vengan de contactos conocidos como familiares y amigos porque pueden estar “infectados” sin saberlo.

Las extensiones o adjuntos

Nos hacemos vulnerables ante los delitos informáticos cuando abrimos un archivo adjunto, los cuales suelen ser PDF, documentos de Microsoft Office –Word, Excel y PowerPoint-, scripts y comprimidos. Estos adjuntos contienen la amenaza real.

Las extensiones también son un elemento al que se le debe prestar atención. Las siguientes resultan conocidas “.DOC, .XLS, .PPT, .PDF”, pero si te encuentras con estas extensiones “.VBS, .VBE, .WSH, .BAT, .JS, .JSE”, debes tener cuidado ya que suelen ser los más utilizados para infectar sistemas operativos y empresas completas.

Recomendaciones

Lo primero a tomar en cuenta es que nunca una entidad financiera va a pedir datos personales o su actualización por correo electrónico. Ya sea desde un celular o computadora, hay que ser cuidadosos con los enlaces que surgen mientras se navega en internet así como con la información compartida desde las redes sociales. Adicional a estas sugerencias, un buen “antivirus” alertará y hará parte del trabajo de limpieza en los dispositivos.

Paola Pertuz/VTactual.com

 

#VTech Inteligencia Artificial será la solución a las pandemias

Artículos relacionados