Magnicidio frustrado en el primer mundo y al parecer nadie lo duda

Este jueves, la frustración del intento de asesinato contra el actual presidente del Gobierno del Reino de España, acaparó la atención de los principales medios de comunicación a nivel internacional, y es que un hombre de 63 años, quien según manifestó pretendía atentar contra la vida del líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), fue detenido en su domicilio.

De acuerdo a medios locales, en la vivienda de un ciudadano identificado como Manuel Murillo Sánchez, quienes ha sido catalogado como “un veterano tirador”, se encontró un arsenal de 16 armas de fuego, que sería utilizadas en un posible atentado contra Sánchez.

Sin embargo, la fundadora del partido Unión Progreso y Democracia​, Rosa Díez cuestionó la versión de los hechos, alegando la falta de pruebas que corroboren que se trata de criminal, precisando que se trata de un vigilante de seguridad sin antecedentes penales.

Es curioso que hechos similares a estos han sido puestos en duda dependiendo de quién sufra el atentado, como ocurrió en Venezuela, el pasado 4 de agosto cuando el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, fue víctima de un atentado planificado por dirigentes de derecha y aunque se presentaron pruebas irrefutables, se produjo a nivel mundial una campaña que pretendía desmentir lo ocurrido.

Otra situación  similar se registró cuando el expresidente venezolano, Hugo Chávez, también fue víctima de un intento de asesinato, cuanto éste se encontraba cerca de la frontera con Colombia, cuando un tirador que yacía a una distancia de 800 metros, fue interceptado por sistema ruso de detención de francotiradores.

Crónica de un magnicidio frustrado

 

YR

Artículos relacionados