Madre asfixia a su bebé por no poder alimentarla en Argentina

Una mujer en Buenos Aires, Argentina, asfixió a su hija de 23 meses con una almohada, y pese a los intentos de reanimar a la infante, ésta llegó sin signos vitales a un hospital de la localidad.

Karina Gómez confesó haber asfixiado a su hija por no poder darle de comer, se desconoce si la agresora tenía alguna condición mental.

«La maté, ya está, me aseguré. No podía darle de comer, ahora ya no va a sufrir más. Ya no podía soportar más esta situación, estoy muy cansada».

El crimen se dio a conocer el sábado pasado cuando una vecina se percató de lo que estaba haciendo la madre con la pequeña y empezó a gritar. Uno de los vecinos salió corriendo tras la agresora quien aún llevaba a la bebé en brazos pero cuando logró alcanzarla ya era tarde.

La mujer fue imputada por la fiscalía por «homicidio agravado por el vínculo» y la trasladaron a la comisaría de la mujer en Quilmes, 21 km al sur de Buenos Aires. Gómez no tenía trabajo, vivía con su hermana y recibía un subsidio gubernamental.

¿Qué pasa con los derechos de los niños en Argentina?

No es la primera vez en el país que se sabe de un caso como este. Hace dos años, Claudia Ayala, fue detenida acusada de matar a su hijo, de dos años, que fue encontrado sin vida y desmembrado a las afueras de Ostende, unos 380 kilómetros al sur de Buenos Aires. En un primer momento, la policía creyó que el niño había muerto por asfixia, pero la autopsia concluyó que murió de un golpe en la nuca.

Las agresiones a niños y adolescentes en Argentina son más frecuentes de lo que parece. Entre septiembre de 2013 y septiembre de 2015, la línea telefónica habilitada por el Consejo Nacional de la Mujer recibió 1.796 llamadas para denunciar distintas formas de violencia contra niños, niñas y adolescentes

En argentina aproximadamente una de tres personas viven en situación de pobreza y un 6,2% son indigentes, lo que evidencia una grave crisis de alimentación, por lo que algunas organizaciones sociales han tenido que arreglárselas para ofrecer comedores populares mientras se espera que el gobierno actual tome iniciativas que resuelvan el problema.

LS

Artículos relacionados