Pueblo brasileño en vigilia por libertad de Lula

Protestas antineoliberales en Ecuador, Chile y Haití; movilizaciones contra los gobiernos de derecha en Honduras, Panamá, Colombia y Perú; revive la izquierda en Argentina y todas las miradas ahora están sobre Brasil. Sobre todo luego de que la decisión del Tribunal Federal de ese país abriera la puerta para que el ex presidente Luiz Inacio Lula Da Silva, salga de prisión próximamente.

A juicio del sociólogo venezolano Reinaldo Iturriza, existe “una fuerte contestación popular al neoliberalismo, que comenzaba a instalarse en el sentido común del continente”. Luego de la derrota de algunos gobiernos izquierdistas en la región debido al desgaste y no pocas equivocaciones, el voto popular pensó que el voto castigo propiciaría cambios importantes, pero las medidas neoliberales impulsadas por gobiernos de derecha, hicieron que el sueño desapareciera pronto y el desencanto se transformara en rabia y protestas. “Es un error concluir que la emergencia de este neoliberalismo desde abajo equivale al triunfo definitivo del neoliberalismo”, opina Iturriza.

Los abogados del ex presidente aseguran que Lula «se encuentra muy sereno»

El tema Brasil, trascendental para la inclinación política y económica del continente, pasa en este momento por la figura de Lula, apresado por sus adversarios sin un motivo contundente, por lo que ahora, a las puertas de ser liberado, el panorama político del gigante suramericano puede comenzar a moverse.

La decisión

En votación cerrada de 6 votos contra 5, el Supremo brasileño revocó una norma que obligaba encarcelar a condenados que perdieron su primera apelación. Inmediatamente la defensa del ex presidente Lula, pidió su liberación porque la medida que lo mantenía en prisión fue calificada como inconstitucional.

«Esperamos que la ejecución de la pena pueda expedirse de inmediato porque no hay razón para esperar otro trámite«, dijo Cristiano Zanin, abogado del ex mandatario. «La decisión del STF le ha dado una luz de esperanza de que pueda haber justicia. Nuestra batalla jurídica continúa y nuestro foco es la anulación de todo el proceso que llevó a su condena», concluyó.

Habrá que esperar

La puesta en libertad de Lula, sin embrago, no es cosa que pueda ocurrir de manera inmediata. Existe una posibilidad de que el ex presidente espere su juicio en libertad, pero ello dependerá de la jueza federal Carolina Lebbos, quien podría considerar que la decisión del Supremo no está oficialmente publicada y por lo tanto retrasar la decisión.

Manifestantes en favor de Lula exigen su libertad inmediata.

Lula y su defensa niegan todas las acusaciones que se le imputan, por lo que aseguran de que su puesta en prisión obedece a estrictas razones políticas para que no se presentara a las elecciones presidenciales pasadas, en las que el ultraderechista Jair Bolsonaro resultó vencedor y ahora enfrenta un fuerte rechazo social en el país, que podría caldearse con el tema Lula, quien aún goza de una elevada popularidad.

RB

Artículos relacionados