Sospechosos habituales contra el chavismo: Leopoldo López

Una de las principales encuestadoras de Venezuela, Hinterlaces, hizo públicos los resultados de su más reciente sondeo de opinión, en el cual revelaron cuáles serían los 5 preferidos por la población opositora para medirse en las próximas elecciones presidenciales 2018 contra el candidato por el chavismo: el actual jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Además de presentar los nombres, la encuesta también dejó clara una tendencia cada vez más definida sobre el “liderazgo” del antichavismo: un mayoritario 37% de los entrevistados no votaría por ninguno de los postulados.

Los principales elegidos tienen extensos prontuarios contra la nación, que pasan por la conspiración, la violencia, el acaparamiento o la traición por mencionar algunos. Ya se habló de Lorenzo Mendoza y Henri Falcón, y en esta oportunidad, VTActual.com presenta el historial de Leopoldo López, quien cuenta con el 13% del apoyo opositor:

El dirigente de la derecha nació en el seno de dos de las familias más adineradas de la capital venezolana, y luego de pasar por un costoso colegio caraqueño y estudiar Economía en Estados Unidos hizo una maestría en el Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard. Allí, en palabras del canadiense Jean-Guy Allard, la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) recluta “a muchos de sus agentes”.

López accedió a dicha universidad gracias a una beca de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho), que era presidida por su padre, Leopoldo López Gil;y a su regreso aprovechó el cargo de su madre, Antonieta Mendoza, quien era gerente de Asuntos Públicos en Petróleos de Venezuela (PDVSA): lo hizo consejero de la estatal que financió el surgimiento de una asociación civil que terminaría convirtiéndose en el partido de derecha Primero Justicia, del cual López fue fundador.

En 2002 participó en el asedio a la embajada cubana en Caracas y el «encarcelamiento» ilegal contra funcionarios del gobierno, durante el golpe de Estado contra el presidente Chávez. Igualmente, firmó el decreto de abolición del Estado emitido por el dictador de facto Pedro Carmona.

Fue amnistiado en 2007, cuando dejó Primero Justicia; se fue a Un Nuevo Tiempo, de donde lo expulsaron, y finalmente fundó uno de los partidos más extremistas de la derecha venezolana: Voluntad Popular. Como principal dirigente de este último, comandó el llamado a «La Salida», que propició violencia en las calles venezolanas con un saldo de 43 personas fallecidas.

Condenado por esas acciones, fue puesto preso en la cárcel militar de Ramo Verde, desde donde continuó haciendo llamados a la insurrección y, aunque su esposa y otros activistas continuamente alegaban maltratos y condiciones indignas en su reclusión, las pruebas contradicen esa información.

En 2017, un periodista de derecha «informó» vía Twitter su supuesto fallecimiento, pero él mismo grabó una fe de vida en video, que nuevamente desacreditaba las mentiras sobre su situación.

López ha sido vinculado a David Petraeus, exjefe de la CIA; el Partido Republicano estadounidense, que lo llegó a financiar; la especialista norteamericana en contrainsurgencia Paula Broadwell; el expresidente gringo George W. Bush; el jefe del paramilitarismo colombiano, Álvaro Uribe Vélez; además de ser sobrino de Thor Halvorssen, de la Human Rights Foundation, una de las principales promotoras de la intervención contra Venezuela.

JI

Artículos relacionados