Duque y su Ley de Financiamiento, duro golpe para el bolsillo de los colombianos

El Gobierno colombiano presidido por Iván Duque, presentó recientemente ante el Congreso la Ley de Financiamiento para cubrir el déficit fiscal, la cual ha generado gran polémica en el país.

Una de las medidas más controversiales de este proyecto de Ley es  el aumento de la cantidad de productos con IVA, incluidos en ellos los productos básicos de la canasta familiar. Con su aprobación, el 80% de los insumos tendrían este impuesto, lo que se traduce en un duro golpe al bolsillo de los colombianos.

Según Duque esta Ley «busca estimular el desarrollo regional, el incremento de empleo formal, la inversión, disminuir el exceso de carga tributaria en algunos sectores y generar efectos como la expansión de la clase media». Sin embargo, varios especialistas financieros han llegado a la conclusión que el proyecto afectará gravemente la economía de las familias colombianas.

Varios empresarios y músicos colombianos han criticado fuertemente el proyecto ya que el sector cultural será uno de los más afectados. Entre los cantantes que han expresado su rechazo figuran Juanes y Santiago Cruz.

View this post on Instagram

Sé que textos muy largos no tienen tantos likes, ni views, ni comments, pero quiero compartirles algo. En muchos sentidos la Ley de Financiamiento en curso es un sinsentido, obviamente no está en discusión el principio de recaudo de impuestos, lo que creo que es un sinsentido es seguir clavando a la gente a punta de impuestos, mientras el desangre de la corrupción sigue impune, es completamente absurdo. Hace varios días Ricardo Leyva @ricardoleyvap uno de los empresarios de conciertos más importantes de Colombia, y muchas otras voces, prendieron las alarmas de lo que significa esa Ley para la industria de la cultura y el entretenimiento. Me encontré en el feed de @themusicpimp este texto de Carlos Solano de @laresonancia, que creo que vale mucho la pena compartir. La música colombiana está pasando por uno de sus momentos más prolíficos a nivel de cantidad de artistas y de reconocimiento a nivel internacional, y hasta mundial, de muchos de nosotros. La música, nuestra música, es parte de nuestra identidad como nación, y es uno de nuestros principales productos de exportación, y sería nefasto retroceder en el camino que ya hemos avanzado. Obviamente esto parece no tener mayor importancia al lado de lo complicado que sigue siendo para todos, especialmente para nuestras clases media y baja, soportar la carga impositiva en productos sobre los que realmente se sostiene el diario vivir, pero sin duda la cultura y el entretenimiento deberían hacen parte de la vida cotidiana de una sociedad saludable. Mercados como el Argentino o el Mexicano, por poner un par de ejemplos, han gozado de buena salud porque para la gente ir a un concierto o una obra de teatro, es parte casi fundamental de su ‘canasta familiar’. Más impuestos sobre útiles escolares, sobre libros, sobre la cultura, sobre los huevos y la leche, mientras los corruptos siguen saqueando las arcas de la nación sin que se tomen medidas realmente contundentes para enfrentarlos? Por ahí no es la vuelta, definitivamente no.

A post shared by Santiago Cruz (@santicruz) on

Igualmente algunos artistas colombianos han empezado a mostrar su rechazo por algunas decisiones del nuevo Gobierno. Por ejemplo, el viernes pasado la cantante barranquillera Shakira aprovechó el inicio del nuevo proyecto de su Fundación Pies Descalzos en la Costa Caribe para hacerle un llamado al Gobierno Nacional por bajarle el presupuesto a la educación.

CP

Colombia y sus nuevas contradicciones diplomáticas

Artículos relacionados