La tierra sacude nuevamente a México

Pavor y mucha ansiedad generó este fin de semana dos nuevos temblores de 6.1 y 5.8 grados en la escala de Richter, el sábado y el domingo, respectivamente. Ambos se sintieron en la Ciudad de México, a escasos días del devastador terromoto de 7.1 grados que acabó con la vida de más de 300 personas.

El sismo del sábado dejó un saldo de tres personas fallecidas por circunstancias relacionadas al fuerte temblor, mientras que el movimiento telúrico del domingo no dejó víctimas pero sí una profunda angustia.

Una de las mujeres que murió, de 80 años de edad, sufrió un infarto al dirigirse hacia la puerta de su apartamento, ubicado en un barrio céntrico de la capital. Según vecinos de la zona, fue en esa área donde varios edificios colapsaron tras el terremoto del martes.

La otra dama, una señora de 52 años, salió de su edificio en el sur de la ciudad y al llegar a la calle, se desvaneció frente al inmueble y murió también de un infarto.

La tercera víctima mortal fue un ciudadano proveniente del municipio de Asunción, Ixtaltepec, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, a quien se le cayó parte de su casa. El hombre falleció mientras recibía atención médica, luego de ser sacado de los escombros por los rescatistas.

De acuerdo con Protección Civil de la Gobernación de México, asciende a un total de 310 la cifra de muertos por el sismo del 19 de septiembre. En la Ciudad de México suman 172; en Morelos, 73; en Puebla, 45; en Estado de México, 13; en Guerrero, seis, y en Oaxaca, uno.

AMR

 

Artículos relacionados