La reacción en Siria que los grandes medios no van a contar

Cientos de personas han salido a manifestar en las calles de Damasco en contra del ilegal ataque de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, realizado la madrugada del sábado, una reacción que los medios de comunicación occidentales han omitido en gran medida.

Con banderas de su país, los sirios, incluyendo a mujeres y jóvenes, también dieron muestras de apoyo al gobierno de Bashar Al-Assad, quien en medio de las amenazas, ha mantenido una posición firme y patriótica frente a las agresiones.

El principal punto de concentración fue en la emblemática Plaza Omeya, frente a la sede de la televisión central y donde se despliega la famosa Espada de Damasco. Allí también festejaron el derribo de la mayoría de los misiles lanzados por las potencias occidentales agresoras, por parte de las fuerzas antiaéreas de Siria.

Medios locales desmintieron que las calles de la capital estuviesen tomadas por tanques de guerra y aseguraron que, pese al ataque, la vida de la ciudad transcurría normalmente, con el tránsito regular de miles de personas a sus puestos de trabajo.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Asad, señaló durante una conversación telefónica con su homólogo de Irán, Hasan Rohani, que el ataque “solo aumenta la determinación de Siria de seguir luchando y aplastando al terrorismo”.

 

JA

Artículos relacionados