La orden del Comando Sur ya fue tuiteada

El Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, Kurt Tidd, habría asegurado hoy que la inestabilidad en Venezuela afecta a la región, según se desprende de un tuit emitido en la cuenta certificada del Comando Sur.

Desde hace varios años, en Venezuela, se ha denunciado de modo constante una gran conspiración del Comando Sur de los Estados Unidos para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

Medios de comunicación estatales venezolanos y otros aliados comunicacionales han analizado el tema en extensos trabajos investigativos que se sustentan en documentos secretos del propio Comando Sur. El Gobierno estadounidense jamás se ha pronunciado desmintiendo las acusaciones.

La Operación «Freedom Venezuela I» fue iniciada por el Jefe del Comando Sur anterior, el General John Kelly, hoy Secretario de Seguridad Nacional de la administración Trump.

Cronología

Ex Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos

En el año 2013, Kelly  acusó a Venezuela, sin pruebas, de ser complaciente con el «tráfico de drogas de Hezbolá y de las FARC» y solicitó sanciones contra funcionarios venezolanos.

Kelly manifestó su apoyo al movimiento terrorista y paramilitar opositor venezolano conocido como «la Salida», durante una comparecencia ante la Comisión del Senado para asuntos militares: «es una situación que obviamente se está cayendo a pedazos frente a nosotros». «A menos que haya algún tipo de milagro en el que la oposición o el gobierno de Maduro se replieguen, ellos irán a una catástrofe en términos económicos y de democracia».

El senador demócrata por Florida, Bill Nelson, le preguntó qué efecto tendría entre las Fuerzas Armadas venezolanas si el Senado estadounidense aprobara un proyecto de ley que contenga sanciones para los responsables de presuntas violaciones de derechos humanos en la nación sudamericana.

Kelly respondió que «mientras más se pueda restringir su libertad de movimiento (de militares) o sus cuentas bancarias en otras partes del país, más efecto tendremos en su manera de pensar sobre el futuro».

Nelson expresó sus intenciones de exhortar a otros senadores a imponer sanciones a funcionarios gubernamentales y militares venezolanos. «Espero que vayamos tras ellos». Y lo hicieron. El 9 marzo del 2015, el entonces Presidente Barack Obama emitió una orden ejecutiva que declaró a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria para los intereses estadounidenses.

Kelly también realizó unas declaraciones sospechosas en las que indicaba que temía que militantes del Estado Islámico, entrenados en el Medio Oriente, volvieran a sus tierras originarias en El Caribe y se establecieran en naciones pequeñas y vulnerables como Venezuela, Jamaica, Suriname y Trinidad y Tobago. La mayoría de esas naciones son vecinas de Guyana, presidida por David Granger, más afín con los intereses de la petrolera Exxon Mobil que por los intereses de su propia patria.

Segundas partes: nefastas

Kurt Tidd, actual Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos

El Documento Operación «Freedom Venezuela II», elaborado por el Comando Sur de los Estados Unidos al momento de la transición de Mando de John Kelly a Kurt Tidd, describe la aplicación de la Guerra No Convencional circunscrita a una zona territorial específica.

En ese documento, se reconocía la complicidad con la MUD y la ejecución de un plan con acciones callejeras y violentas para derrocar a Maduro en un lapso de 6 meses. Y todo, como matriz inicial, se articularía desde la Orden Ejecutiva de Obama.

La activación del plan implicaba la aplicación de la Carta Democrática de la OEA contra Venezuela, como un mecanismo de aislamiento contra este país e impacto político anti bolivariano a nivel regional.

El día de ayer, el ex Ministro de Defensa de Uruguay denunció que Luis Almagro, Secretario General de la Organización, ha conspirado con el gobierno norteamericano para atacar a Venezuela.

Diosdado Cabello, Diputado a la Asamblea Nacional venezolana y primer vicepresidente del Partido de Gobierno (PSUV), denunció en un programa emitido por la estatal Venezolana de Televisión, una serie de acciones emprendidas por militares activos y en situación de retiro en Venezuela, que contarían con el apoyo del Senador Marco Rubio y del gobierno de Donald Trump. Una «intervención humanitaria» sería la nueva estrategia de Washington para poner fin a la Revolución Bolivariana: explosivos y misiles incluidos,

LC

Artículos relacionados