La ONU reprende a Colombia

La Organización de Naciones Unidas, representada en Medellín por el director de la Oficina de Derechos Humanos para esa ciudad, Kevin Turner, pidió al gobierno de Colombia acabar con la militarización de la localidad y reanudar el diálogo con las comunidades más afectadas para acabar con los problemas de inseguridad que aquejan a la población.

«Nosotros reconocemos que hay muchas complejidades en Medellín, pero la militarización no es la solución a largo plazo«, expresó Turner, quien además solicitó a los líderes políticos iniciar las discusiones para definir en qué circunstancias el Ejército podría retirarse de la ciudad.

El representante de la ONU asegura que renovando el diálogo se puede reconstruir la confianza de las comunas en las instituciones.

El representante de la ONU expuso además que este año hubo un aumento de la violencia en el área urbana que no ha podido ser resuelta a través de la respuesta de los cuerpos de seguridad. “En nuestro diálogo con líderes y defensores de Derechos Humanos en las comunas de Medellín hemos observado un ambiente de terror y una reciente falta de confianza en las instituciones”, expresó.

Por otra parte, hizo un llamado a diseñar medidas eficientes para prevenir homicidios, como por ejemplo ampliar la inversión social y garantizar la inclusión de los habitantes de las comunas de San Javier, Robledo o Altavista, tres de las más quejadas por la situación que vive actualmente Medellín.

ARG

Violencia colombiana busca manchar nuevamente la camiseta de su selección

Artículos relacionados