La migración venezolana es también cosa de mafias, oficialmente

La migración venezolana es también cosa de mafias, oficialmente

Tarek William Saab, fiscal general de la Venezuela, informó sobre la desarticulación de una mafia de trata de personas que operaba entre el estado Mérida y Caracas. La organización delictiva captaba mujeres y las obligaba a prostituirse.

La investigación inició el 31 de agosto de 2017 luego que 2 ciudadanos denunciaran en el estado Miranda que habían sido retenidos y obligados a prostituirse. Los obligaban a grabar videos sexuales en vivo en una casa del municipio Baruta. Por el hecho fueron detenidas 28 personas.

El operativo se llevó a cabo en la quinta Villa Real, (Baruta), donde se «encontró en flagrancia a personas realizando actividades sexuales frente a cámaras de video, que eran transmitidas en vivo a través de una página web con acceso internacional«.

El fiscal destacó que la trata de personas es un delito de delincuencia trasnacional que se asemeja a la esclavitud, donde obligan a las personas a ejercer la prostitución en contra de su voluntad.

Estás denuncias están vinculadas con el hecho migratorio en Venezuela, varias mujeres que han sido repatriadas a su país han denunciado ser engañadas y al llegar al país al que migraron por ofertas laborales, sólo les ofrecían prostituirse.

Las mujeres venezolanas han sido víctimas de una ola xebofóbica impulsada por transnacionales mediáticas, lo que las hace potenciales víctimas en otros países donde ciudadanos llevados por la matriz de opinión las discriminan, las agreden y las vejan.

Con este golpe a las mafias de trata de personas, (delito que se refuerza cuando hay procesos migratorios que le faciliten captar mujeres), se pone en evidencia la intención de institucionalizar la trata de mujeres en Venezuela.

EC

Artículos relacionados