La más reciente e hipócrita postura de Hollywood

Este es Hollywood mostrando “lo mejor” de las mujeres:

Este es Hollywood fijando un estereotipo de mujer ideal en la sociedad:

Estas son las mujeres tratando de cubrir esos estándares fijados por la industria:

El prototipo de hombre:

Esta es una pareja ideal:

 

Y estas son las mujeres de Hollywood dándose cuenta del desastre después de más de 40 años, (hay que darles crédito, por lo menos ya se dieron cuenta):

El meta mensaje

La gran industria de la música y el cine se ha dedicado a vender desde tiempos inmemorables a las mujeres como símbolo sexual. Los responsables de esos desfiles de carne, son tanto los hombres como las mujeres.

Ahora bien, el problema no ha sido el desfile de carne. En Europa la gente se desnuda a cada rato, por ejemplo. El problema aparece cuando el impacto y la influencia comunicacional de la industria ha repercutido tanto en la sociedad, que se ha fijado un modelo estándar de cómo debe ser una mujer físicamente y como debe actuar en su vida cotidiana.

Está de más decir que para entrar a Hollywood tienes que ser bella. Por esa razón tanto hombres como mujeres pagan exorbitantes sumas de dinero anualmente para llenar las expectativas y verse bien en la gran pantalla.

Pero más allá de lo físico tienes que tener ese “nosequé”. Tienes que ser atrevida pero tienes que ser sumisa. Sin importar si desde los 17 años (cuando aún puedes ser una niña) tus managers y productores venden tu imagen como la de una mujer mujer y explotan tu potencial sexual, lo cual seguramente agradecen los pedofilos que gracias a esta explotación, cada vez son más.

 

El amo

¡Bien! Ahora los hombres: ¿qué necesita un hombre para estar en Hollywood? Atractivo, claro. Dinero, si…

 

¡PODER!

Te suena, ¿Christian Grey?, ¿Mr. Big?, ¿Trump?

Magnates. Los hombres que todas las mujeres desean tener para que se les cumplan sus objetivos. Es así como desde tempranas edades, van preparando a las niñas con Disney y el cuento del príncipe azul, (multimillonario, poderoso y con posibilidades de hacerte feliz) y les van sembrando el ideal colectivo de que por sí solas como mujeres nada pueden lograr, necesitan un hombre rico y poderoso que las respalde.

Luego de haber introducido este algoritmo en todas las computadoras cerebrales de las mujeres alrededor de Hollywood aparecen los gamers.

Los responsables y hacedores de la “magia” en Hollywood. Todo está en las manos de los productores más respetados del medio. Quien hace éste o aquel papel, quien sale, quien entra. Y como tienen el poder de decidir, se sienten con el poder de utilizar a las actrices como pobres incautas para prometerles el papel de sus vidas.

Bien sea que hay mujeres que lo han permitido antes o no, el asunto es que Hollywood ha creado un ecosistema perfecto para que estos espacios de acoso se den con cotidianidad. Y han pasado años para que las denuncias puedan escucharse, porque no había existido sino hasta ahora (a 18 años del siglo XXI) el respaldo de que una mujer que haga la denuncia no será aplastada, destruida y execrada para siempre de la industria.

Es un juego de casino que lleva años, en el que todos han puesto su mejor “cara de póker” y han seguido sentados en la mesa. Han existido muchísimos Harvey Wistheins y muchísimas más mujeres acosadas. La única diferencia es que ahora se pudo comprobar.

Es común escuchar en los relatos que el acoso sucedió hace 10 o 15 años, mientras Hollywood seguía produciendo cifras millonarias explotando la imagen de la mujer y las mujeres (incluso las acosadas) prestaban su imagen para ello y como era un asunto de “ganar=ganar” nadie decía nada.

Es bonito vestirse de negro todas para una ceremonia, e increíblemente fácil poner una imagen o hacer una campaña en las redes sociales. Pero, ¿será que nadie ha pensado en ir al estudio y cambiar el guion del sueño americano, del príncipe azul, de la mujer bonita y sumisa? O es too much?

Sería dejar de vender un Estados Unidos soñado y lleno de mujeres bellas y utilizables a favor de unos cuantos.

LS

 

 

 

 

 

Artículos relacionados