La mano que mece la cuna de Smartmatic en la jugada contra Venezuela

Los poderes fácticos mundiales parecen determinados definitivamente a hacerse de Venezuela, su soberanía y sus recursos. Para lograrlo, deben salir del Gobierno chavista del presidente Nicolás Maduro, que impedirá la entrega del país.

En este sentido, organismos multilaterales que sirven de brazo geopolítico para ejercer presión en los países pequeños, como la Organización de Estados Americanos, países muy serviles a los intereses de Estados Unidos como México, Colombia y Perú, así como los medios, propiedad siempre de quienes manejan el poder financiero mundial. Juntos forman una orquesta que, aunque desafinada, toca el mismo ritmo contra Venezuela. Es muy difícil no notarlo.

Esta semana, Venezuela celebró un nuevo proceso electoral automatizado, del cual, ya se había comprobado en muchas formas su seguridad e inviolabilidad.


Sin embargo, ante el aumento evidente de la presión hacia Venezuela, la misma empresa que en miles de oportunidades habló de lo «imposible que es vulnerar este sistema, dijo que el Consejo Nacional Electoral había «manipulado» el proceso. Lo dijo ante una elección universal, directa y secreta, que fue amenazada nada menos que por el Gobierno de Estados Unidos, y sus serviles amigos en el mundo.

Tal situación ha llevado a una serie de investigadores y periodistas a preguntarse qué pasó, y han encontrado una serie de datos interesantes respecto a quienes están detrás de Smartmatic.

«Desde noviembre de 2014, Smartmatic pasó a ser propiedad de George Soros, el demonizado especulador de origen húngaro acusado de provocar colapsos financieros como el de 2008», se lee en el portal venezolano Latabla.com.

Luego de la compra por parte de este magnate, se desarrollaron las elecciones parlamentarias que ganó la oposición venezolana, con el objetivo de sacar del poder a Maduro, evidentemente, no había necesidad de descalificar la elección.

En esta oportunidad, la Asamblea Nacional Constituyente era el objeto de la elección, una herramienta propuesta por el Presidente venezolano para impulsar el diálogo, pero también para poner en manos del pueblo venezolano las discusiones más importantes en el contexto de una agresión multifactorial (económica, política, mediática y psicológica, además de la violencia implantada por la extrema derecha).

La jugada parece un movimiento más en el contexto de las agresiones contra Venezuela cada vez que ratifica que tiene las riendas de su destino. Soros, parece ser un experto en este tipo de componendas.

Además, según este portal web, a Soros se le relaciona «con la liquidación de los Estados Socialistas de Europa Oriental en los años 80 y 90 a través de donaciones a organizaciones como Solidaridad en Polonia y Carta 77 en Checoslovaquia».

Pero en la búsqueda de datos sobre Smartmatic también llama la atención un nombre, Lord Mark Malloch-Brown, socio de la empresa de tecnología que ha sido además, «vicepresidente de los fondos de inversión de George Soros, así como de su instituto Sociedad Abierta, vicepresidente del Banco Mundial y el principal socio internacional en Sawyer Miller, una firma de «consultoría política”, según reseña el portal web Rebelión.org.

Evidentemente quedan dudas acerca de la declaración de Antonio Mugica, nombrado Ceo de Smartmatic luego de la venta de esta empresa a Soros.

Por su parte los venezolanos han manifestado su disposición de auditar el 100% de las máquinas para demostrar la confiabilidad de los datos ofrecidos por el CNE y hasta repetir la elección, con lo que esperan que, al contrario aumente el número de participantes, pues muchos fueron objeto de violencia en sus urbanizaciones, lo que no les permitió salir a votar.

JS

Presidente del CEELA: «Resultado electoral de Venezuela es verídico y confiable»

Conozca los documentos que Wikileaks filtró sobre Venezuela

 

Artículos relacionados