La Manada vuelve a hacer ruido

Ángel Boza, uno de los cinco miembros de La Manada, fue arrestado en Sevilla por la Policía Local tras presuntamente participar en un intento de robo y agresión en El Corte Inglés del Duque, en el centro de la ciudad andaluza.

La versión ofrecida por la policía local, Boza fue sorprendido mientras pretendía robar unos lentes de sol valorados en casi 200 euros, al ser sorprendido, el joven de 26 años, huyó en su coche.

Dos vigilantes de seguridad fueron tras él, pero una vez dentro del carro, Boza intentó arremeter contra ambos, quienes resultaron heridos, aunque sin daños de gravedad.

Resultado de imagen para un miembro de la manada es detenido por robo
La Policía Local informó el detenido presuntamente trató de sustraer unas gafas de sol

El miembro de La Manada logró escapar hasta que fue interceptado en la avenida de Menéndez Pelayo, a unos cuatro kilómetros del centro comercial.

La General de Tráfico informó que Boza tenía suspendido su permiso de conducir, sin embargo, se comprobó después que los datos judiciales no estaban actualizados y si podía hacer uso de su permiso.

Boza es uno de los cinco hombres condenados a nueve años de prisión por el delito de abuso sexual a una chica de 18 años durante los sanfermines de 2016 en celebrados en Pamplona. Como el resto de sus compañeros, está en libertad provisional.

Sin embargo, el abogado de Boza, señala que no existiría la posibilidad de revocar la libertad provisional por este delito, aunque ir a prisión como un nuevo caso.

Fiesta de San Fermín sin la manada

MT

Artículos relacionados