La insólita acusación de EEUU a China

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, acusó este jueves a China de intentar acabar con la gestión de #DonaldTrump, mientras la Casa Blanca realiza el ataque más agresivo de los últimos años en contra de Beijing para acabar con su participación en el mercado económico mundial y neutralizar el establecimiento del país asiático como una superpotencia.

De acuerdo con Pence “China está haciendo esfuerzos sin precedente para influir en la opinión pública de EEUU en las elecciones de 2018 y en la situación, con vistas a las presidenciales de 2020”. Asegura el vicepresidente que el gigante asiático utiliza la publicidad para influir en la decisión de los votantes de los estados en donde el actual inquilino de la Casa Blanca se impuso en 2016.

El vicepresidente Mike Pence presentó su análisis sobre las supuestas medidas de China dentro de EEUU.

Para el representante del gobierno de EEUU, China quiere un Presidente diferente a #DonaldTrump porque es el único que ha podido desafiar a este país en el ámbito comercial. Lo cierto es que los injustos aranceles impuestos a los productos exportados por Beijing son una muestra de que quien juega sucio es otro.

Ya el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, había escuchado estas acusaciones de la propia boca de #DonaldTrump en el Consejo de Seguridad de la ONU, momento que aprovechó para rechazarlas y recordar que la nación asiática nunca ha intervenido ni intervendrá en los asuntos internos de otro país, cosa que si es un hábito para EEUU.

ARG

TLCAN de espaldas a China y Venezuela

Artículos relacionados