La historia de Edward Snowden llega al cine e impacta al mundo

La película «Snowden» de Oliver Stone es la mejor opción para empezar el 2017 bien informado sobre lo que está ocurriendo ahora mismo en el mundo.

Snowden es una película dirigida por el destacado cineasta Oliver Stone y protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, quien da vida a Edward Snowden, junto a la conocida actriz protagonista de «Divergente» Shailene Woodley, que interpreta a Lindsay Mills, la novia del ex-analista de la CIA.

El filme narra la historia de un joven estadounidense, brillante y audaz, de 29 años que decidió renunciar a la NSA y extraer en un pen drive oculto más de un millón de documentos y los principales programas de alto secreto del gobierno norteamericano. Snowden decidió revelar al mundo todo lo que ocultaba la maquinaria de espionaje, a lo interno y externo de EEUU, por considerar que el gobierno de su país estaba actuando al margen de todas las leyes y principios. Esta acción, a partir del 03 de junio de 2013, puso a temblar a la adminstración de Barack Obama y colocó en el debate público mundial si es deseable sacrificar parte de la libertad personal en aras de una supuesta «seguridad nacional».

El filme está basado en los libros «The Snowden Files», escrito por Luke Harding y «Time of the Octopus» de Anatoly Kucherena. Resultan impactantes los detalles llevados al cine de todo el caso Snowden, en el que se revela cómo millones de ciudadanos y dirigentes mundiales han sido investigados y espiados durante décadas por el gobierno de EEUU.

La vigilancia global en Internet y el acceso de la CIA a la escena privada de los ciudadanos del mundo puede suponer «la muerte de la verdadera libertad y el comienzo del totalitarismo» afirmó su realizador Oliver Stone.

Joseph Gordon-Levitt y Shailene Woodley, protagonistas de SNOWDEN junto a su realizador Oliver Stone
Joseph Gordon-Levitt y Shailene Woodley, protagonistas de SNOWDEN junto a su realizador Oliver Stone.

Stone logra contar la verdad de los hechos sin menospreciar el ritmo, logrando una película que engancha, entretiene e informa.

Recomiendo Snowden a todos aquellos que piensan que están «seguros» y que su vida privada está a salvo porque, como bien lo demuestra la película: entienda que usted no lo está. Ahora mismo a través de una pequeña cámara web de PC, laptop o teléfono usted puede estar siendo observado e intervenido  (grabado o en vivo) sin que sea calificado como un terrorista o un criminal y sin que tenga que mediar una orden judicial para permitirlo.

Como bien lo reconoce el alto oficial de la CIA que supervisaba a Snowden: «Estados Unidos ya no busca la libertad de ningún ciudadano, busca lo que ellos denominan seguridad» y esta se obtiene a costa del sacrificio de cualquier principio ético o moral y por encima de cualquier ley existente. Esta es la verdad de la política actual norteamericana que defiende y pretende afianzar su papel como policía del mundo.

Para algunos, Snowden es una especie de traidor y delincuente que debe ser detenido y juzgado (sabemos para quiénes), mientras que para otros es un héroe, un joven valiente, un verdadero patriota y un ciudadano consciente que se atrevió a mostrar lo que han estado haciendo «los poderosos» sin nuestro permiso, mintiéndole al planeta entero para imponer un nuevo tipo de dictadura global.

SNOWDEN 2

Oliver Stone revela que enfrentó grandes obstáculos para filmar Snowden

Escribió el guión en una sola computadora que nunca conectó a internet.

Stone nombra a BMW y Apple como dos compañías que intentaron evitar que Snowden llegara a las pantallas. “Nuestro productor alemán hace todas sus películas con acuerdos con la BMW pero esta vez dijeron que no, porque la compañía manifestó que era muy riesgoso”.

En cuanto a Apple, cree que los problemas surgieron porque “esta compañía fue nombrada como una de las colaboradoras del programa PRISM”. PRISM es uno de los programas de vigilancia clandestina que Snowden reveló como herramienta del gobierno estadounidense para espiar a los proveedores de internet en Estados Unidos.

El realizador también manifestó su preocupación por la influencia que el gobierno estadounidense tiene en el negocio del cine. “Se meten en este terreno. Hay un estudio que demuestra que la CIA y el Pentágono han jugado un papel en la realización de películas desde los años 90. Colaboraron en series televisivas y no sólo proporcionando dinero, sino dando asesoría, algo que es mejor que el asunto de los anunciantes”.

«Un hombre educado, transparente, tímido y cuya principal preocupación es motivar al mundo a que tome conciencia sobre el problema de la privacidad personal en Internet y evidenciar que hay algo muy malo ocurriendo en el gobierno de EEUU, pues éste quiere ejercer el control total de la gente a cualquier precio», así describió Stone a Snowden.

Obama fue una estafa para todo el planeta

«En su primera legislatura, Obama dijo que iba a rebajar el poder de las agencias a la hora de recopilar esos datos. Pero Snowden hizo lo que hizo porque Obama aumentó el control que la NSA tiene sobre los ciudadanos. En Estados Unidos existe un estado de vigilancia global que va mucho más allá de lo que era la Stasi», denunció Stone, para quien la «ciberguerra» entre las naciones sería «igual de peligrosa que las bombas atómicas», puesto que «nadie sabe cómo empieza y ni cómo termina».

Stone rechazó el argumento de que las agencias de información como la NSA hayan garantizado una mayor seguridad a los estadounidenses.

«En el 11-S hubo muchos fallos, no sólo de la NSA sino también de la CIA y el FBI. También pasó en Irak, donde se dijo que había armas de destrucción masiva y luego se demostró que no existían. A decir verdad, las agencias de inteligencia no fueron muy inteligentes», aseveró el cineasta.

«Nadie consultó a los norteamericanos sobre el crecimiento ni la magnitud de este gobierno secreto que viola la privacidad de la gente» reflexiona Stone. «Estados Unidos tiene que entender que el camino que lleva, tanto a nivel interno como de relaciones internacionales, lo lleva a la autodestrucción».

Por su parte los actores protagonistas también opinaron sobre el filme: «Oliver Stone y Edward Snowden tienen algo en común, los dos son patriotas», así de contundente se expresa Joseph Gordon-Levitt. «Yo soy optimista. Las generaciones que están creciendo ahora son las que asumirán el poder y creo que están mucho más preocupadas por este problema que las de ahora» enfatizó el actor.

«En Estados Unidos se emplea mucho la palabra patriota y creo que Snowden es el mayor patriota que hay», señaló la conocida actriz Shailene Woodley. «Ha arriesgado su vida, su familia y ha dejado a su novia por hacer lo que ha hecho. No sólo se trata de considerarlo héroe o traidor, sino de analizar si estamos utilizando la tecnología o ésta nos está usando a nosotros» finalizó.

No se pierda el tráiler de Snowden a continuación:

SC

Artículos relacionados