Depresión que lleva al suicidio: 7 casos famosos

Los avances médicos han determinado que la depresión es una enfermedad y no un simple estado “melancólico” como se creía anteriormente.

A pesar de que existen tratamientos eficaces contra la depresión, más de 350 millones de personas en el planeta sufren la enfermedad y cada año se registra cerca de un millón de suicidios (según la OMS). De hecho, la interrupción voluntaria de la vida es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años. Difícil de creer, ¿no?

La depresión obedece a una alteración bioquímica que lleva al paciente a experimentar incapacidad para disfrutar las cosas cotidianas y simples de la vida. Se trata de la disminución de la serotonina y la norepinefrina, sustancias neurotransmisoras del estado de ánimo.

Los Andes depresivo

A propósito del lamentable fallecimiento reciente del querido periodista venezolano Alejandro Cañizales, el tema del suicidio por depresión y sus causas han vuelto al tapete: La ausencia de esperanza u optimismo ante el futuro y la pérdida de autonomía frente a la vida y los sentimientos parecen ser el origen.

Mérida se ha convertido en el estado con el mayor índice de suicidios de Venezuela ¡ocho de cada diez -durante el año 2017- se registraron en el eje central y urbano de la entidad andina!

La OMS sitúa la tasa general de suicidios en Venezuela en tres por cada cien mil habitantes. Este indicador ubica al país latinoamericano entre los últimos de Latinoamérica en suicidios.

 

Sin discriminación

Artistas, deportistas, y un sinfín de etcétera, han sido incapaces de recuperar la confianza, la esperanza y el control sobre sus emociones y han acabado con su vida.

VTActual recopiló un listado de 7 casos destacados de suicidios por depresión. En la mayoría de las situaciones, quedó en evidencia que el alcohol y las drogas pueden efímeramente hacer más “vivible” la enfermedad, pero no sacan al enfermo de la depresión, sino que terminan acentuando la sensación de culpa o de no tener futuro.

De la misma manera que a un diabético se le sube o se le baja el azúcar o a un hipertenso se le «dispara» la presión, a un depresivo se le produce una alteración bioquímica en el cerebro que lo convierte en el ser más desdichado del orbe.

 

1.- Robin Williams, actor (EEUU, 1951​-2014)

depresión

Conocido por La sociedad de los poetas muertos y Mrs. Doubtfire. Ganador de un Óscar por En busca del destino, falleció a los 63 años en su casa de California, al quitarse la vida.

Algunos sostienen que Williams sufría lo que se conoce como el síndrome del payaso triste. Durante mucho tiempo estuvo batallando con la depresión y la adicción al alcohol y las drogas.

 

2.- Alexander McQueen, diseñador de modas (Inglaterra, 1969-2010)

depresión

Su vida estuvo guiada por una actitud provocadora e irreverente, hasta que se quitó la vida en su domicilio londinense del West.

La muerte lo rondó de cerca sus últimos años. En 2007 su mejor amiga y mentora, Isabella Blow, se asesinó en el apartamento del diseñador. Tres años luego, su madre también falleció. Esta pérdida lo deprimió severamente y tomó la dramática decisión la víspera del funeral de su progenitora.

 

3.- Casey Johnson, celebridad mediática (EEUU, 1979-2001​)

La tataranieta del creador de Johnson & Johnson e hija del dueño de los New York Jets fue encontrada sin vida en su exclusiva residencia. No tenía oficio conocido. Simplemente era una socialité.

Los informes oficiales revelaron que murió de cetoacidosis diabética, sin embargo, sus allegados aseguran que fue premeditado, tras meses de una aguda depresión. Ya en el pasado había sido ingresada en diversos centros de rehabilitación.

La encontró en estado de descomposición la encargada de la limpieza. No se relacionaba con sus padres, sus amigos ni su prometida Tila Tequila. La prensa, antes y después, hizo añicos a la heredera descarriada: “Nadie sabe cuántos días estuvo tirada en el suelo, porque a nadie le importaba”, aseguraron.

 

4.- Kurt Cobain, músico (EEUU, 1967-1994)

depresión

El ícono del género musical grunge fue hallado muerto en su hogar en Seattle y las autoridades afirmaron que la causa de su muerte fue el suicidio por un disparo en la cabeza con una escopeta.

En varias ocasiones el vocalista de Nirvana había sido tratado por su depresión crónica. La enfermedad era común en su familia: Su bisabuelo materno y dos tíos abuelos se habían suicidado por depresión.

 

5.- Ernest Hemingway, escritor (EEUU, 1899-1961)

El principal novelista y cuentista estadounidense del siglo XX se caracterizó por su estilo sobrio, minimalista y trágico. Su final fue similar. Hacia el final de una vida aventurera, cansado y enfermo, se suicidó disparándose con una escopeta en la cabeza.

Su esposa, Mary, admitió que la razón fue la fuerte depresión que padecía desde unos años y que se había sometido a una terapia de electrochoques. Ya había intentado suicidarse por lo menos dos veces antes.

 

6.- Marilyn Monroe, modelo y actriz (EEUU, 1926-1962)

depresión

El ícono femenino de Hollywood y uno de los mitos eróticos más conocidos de la historia se suicidó con una sobredosis de barbitúricos.

Su vida estuvo  marcada por las contradicciones y los complejos de una niñez y una juventud desgraciadas, seguidas después de un éxito arrollador. Sufría esquizofrenia paranoide y fue internada durante varias etapas de su vida por sus frecuentes depresiones.

 

7.- Rober Enke, futbolista (Alemania 1977-2009)

Fue portero de la selección alemana, del Barcelona, del Benfica y del Borussia Mönchengladbach, entre otros equipos.

Su trastorno depresivo le acompañó durante gran parte de su vida. Tras su debut como profesional (partido que ganó 3-1) se encerró en su habitación durante una semana. El gol, intrascendente al final, había sido por un error suyo.

Tras el fallecimiento de su hija su enfermedad empeoró. Acabó con su vida al lanzarse para ser atropellado por un tren en la localidad de Neustadt, cerca de Hannover.

“Era un futbolista demasiado humano para el mundillo del fútbol profesional, sin tripas ni corazón”, escribió el diario deportivo más importante de Alemania.

 

Extra – Rui Torres, animador de TV (México, 1976-2008)

depresión

El carismático conductor de Artemanía (Art Attack) se quitó la vida luego de que su hija muriera y su mujer lo abandonara.

Las investigaciones revelaron que estaba siendo tratado médicamente por la fuerte depresión que arrastraba.

ER

En claves: cómo reconocer los hábitos de las personas infelices

Artículos relacionados