Arabia Saudita desvía la mirada en el caso Khashoggi

El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, calificó como «histérica» la inquietud a nivel mundial por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi e instó a esperar los resultados de la investigación.

Al-Jubeir descalificó las interrogantes de otros países, entre ellos la Unión Europea, quienes han exigido una respuesta al caso y criticó que se esté culpando a Arabia Saudita antes de completar la investigación. Garantizó un castigo ejemplar a los responsables y además aseguró que un caso como ese no se volverá a repetir, aún y cuando no se conoce qué fue lo que sucedió.

El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir se pronunció este sábado
El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir se pronunció este sábado

En un principio Arabia Saudita se negó a reconocer el suceso, que luego fue tildado de «asesinato planificado» por parte de Turquía, que hasta ahora ha divulgado las mayores indagaciones.

Después de tres semanas de cambiar las versiones en torno al incidente, el reino esta semana reconoció que el asesinato fue «premeditado», citando pruebas de funcionarios turcos que investigan lo que ocurrió.

Originalmente dijeron que Khashoggi había abandonado el consulado el 2 de octubre, antes de ofrecer otras narrativas que el presidente estadunidense #DonaldTrump calificó como «uno de los peores encubrimientos en la historia de los encubrimientos». Entre las versiones ofrecidas el Reino también aseguró que el asesinato no se hubiese podido llevar a cabo sin la colaboración de EEUU.

NB

Mohammed Ben Salman, un incómodo príncipe en el reino

 

 

 

Artículos relacionados