Julio Borges mantiene cruzada en contra de su propio país

A propósito de la participación de Venezuela en la conferencia “Downunder para Latinoamérica” encuentro en materia de minería que se desarrolló en Australia, el diputado Julio Borges envió una carta con la que intentó sabotear la posibilidad de nuevas relaciones económicas e inversiones extranjeras para el país.

La misiva contiene un conjunto de cifras manipuladas en torno a la economía nacional y está firmada por Borges en calidad de presidente de la Asamblea Nacional, lo cual es írrito, ya que su nombramiento se hizo ante la situación de desacato del parlamento venezolano ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Borges, quien ha sido señalado por el presidente Nicolás Maduro como responsable de los llamados a la violencia que se ha generado en el país, acusó al Gobierno de reprimir a manifestantes.

“Me gustaría informar a los distinguidos participantes de este foro y al gobierno de Australia, que cualquier compañía o entidad que firme algún tipo de acuerdo con el Gobierno de Venezuela sin cumplir con los requisitos específicos, estará de hecho financiando una dictadura y a una élite política corrupta y esos contratos serán legalmente inválidos y moralmente censurables porque apuntalaría a una autocracia que ya está en la mira mundial por sus flagrantes violaciones de derechos humanos y de la Constitución” escribió el diputado en un claro tono amenazante ante las nuevas relaciones económicas que establece Venezuela en el mundo.

Borges agregó que “esta situación debe cambiar pronto y que una vez que la democracia haya sido restituida en nuestro país, nuestras puertas estarán abiertas para recibir las inversiones”.

Sobre este tema se pronunció el ministro de Minería, Jorge Arreaza, quien escribió en la red social Twitter que el intento de Borges de sabotear la posibilidad de acuerdos había fracasado.

De igual forma informó desde la red social que el “Estado Venezolano tomará las acciones legales correspondientes contra Julio Borges ante estos ataques contra nuestro pueblo y economía”.

Funcionarios del sector minero no escaparon del asedio político

En horas de la tarde trascendió que dos ciudadanos venezolanos fueron detenidos por la policía australiana, que logró neutralizar un nuevo intento de agresión contra un funcionario venezolano en funciones diplomáticas.

Arnaldo Vivas y Andrea Aurrecoechea fueron capturados con documentos forjados, habrían cancelado 1900 dólares para entrar al evento en el que estaban reunido el sector minero mundial. Se hicieron pasar por empresarios en materia minera. Según la información aportada por las autoridades, el plan era lanzar bombas de pintura y otros objetos a los representantes del gobierno venezolano.

JS

Artículos relacionados